Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde de Montuïri niega que su edil conociera el decreto del Govern antes de pedir licencia

Joan Verger asegura que la solicitud del concejal de Més para construir una vivienda en suelo rústico fue posterior al anuncio del ejecutivo

Una imagen de un pleno celebrado en el consistorio de Montuïri. B. g.

En el pleno del jueves en el ayuntamiento de Montuïri, el PP, grupo de la oposición, inquirió una explicación acerca de la solicitud de obra que había efectuado el regidor del equipo de gobierno Miquel Miralles, de Més, al que acusaron de conocer de antemano la intención del Govern de limitar la construcción en suelo rústico.

El alcalde Joan Verger (Més) expresó que el concejal Miralles no había tenido ninguna información privilegiada puesto que "la noticia sobre la adopción de medidas urgentes del Govern sobre protección del territorio había aparecido en los medios de comunicación el viernes 22 de mayo y la solicitud, como otras, se presentó con posteridad a la aparición de la noticia". Verger añadió que "no había habido ninguna cuestión fuera de ética porque el concejal Miralles hacía un año que llevaba a cabo gestiones para completar su proyecto".

Asimismo, el regidor afirmó estar "decepcionado" con la forma de hacer oposición del portavoz del PP, Joan Antoni Ramonell, y manifestó que "esperaba una oposición en positivo". También consideró que "las formas de Ramonell recuerdan tiempos anteriores de las que el pueblo se mostraba satisfecho de haber superado", en referencia al pasado mandato del padre del actual portavoz popular.

Dimisión de dos concejalas

Maria Teresa Martínez y Esperança Bauçà, regidoras número dos y cuatro del equipo de gobierno municipal de Més, presentaron la dimisión de sus cargos por motivos personales en el transcurso del mismo pleno de este mes de junio. Martínez Marcús era segunda teniente alcalde y responsable de Coordinación, Hacienda y Medio Ambiente, mientras que Bauçà Amengual gestionaba Servicios a las Personas.

Las dos concejalas serán sustituidas por los números seis y ocho de la candidatura, Gabriel Pocoví Ferrando (concejal en la anterior legislatura) y Maria Bauçà Britos, quien se estrenará como miembro del consistorio montuïrer.

Por otra parte, en la misma sesión plenaria, Cristòfol Amengual Martorell fue nombrado gestor energético del Ayuntamiento. Llevará a cabo el seguimiento de los objetivos de Pacte de Batles i Batlesses contra el Canvi Climàtic trabajando en cuestiones tales como eficiencia energética y reducción de emisiones a la atmósfera.

El Ayuntamiento ratificó también un convenio entre la Mancomunitat del Pla de Mallorca y Natura Park para la gestión de animales domésticos y salvajes, convenio que adapta el servicio que presta esta empresa a las necesidades municipales que han aparecido en los últimos años.

La sesión plenaria aprobó también la modificación de la tasa de servicios funerarios con el objetivo de diferenciar el precio de las tumbas más antiguas de las más modernas del camposanto.

Modificaciones de crédito

Igualmente, el Consistorio dio el visto bueno a dos modificaciones de crédito, una para hacer frente a los gastos de limpieza y de programario informático y otra destinada a los gastos provocados por la pandemia de la Covid-19. Las cantidades de ésta última provendrán del remanente de tesorería. El PP se mostró a favor de la primera modificación y decidió abstenerse en la segunda.

Finalmente, durante el transcurso de la sesión ordinaria se dio cuenta de la liquidación de los presupuestos de 2019 y fue rechazada, gracias a los votos de Més y PSOE, una moción del Partido Popular que instaba a no convalidar el decreto-ley de medidas urgentes de protección del territorio aprobado por el Govern.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats