DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un 'dimoni' para coronar la entrada de Santa Margalida

"La intención es aportar mi granito de arena desde el punto de vista del arte contemporáneo" ? Para su creación ha utilizado 3.000 kilos de hierro

Guillem Crespí trabaja en la escultura del 'dimoni' que se instalará en la rotonda.

Guillem Crespí trabaja en la escultura del 'dimoni' que se instalará en la rotonda. g.c.

Una ilusión hecha realidad. El pintor y escultor de Santa Margalida Guillem Crespí está ultimando su creación: una cabeza de dimoni de las fiestas de La Beata que coronará la rotonda de la entrada del pueblo, cerca del instituto. "Tuve la idea hace un año. Siempre he tenido la ilusión de hacer alguna creación relacionada con La Beata. Mi intención es aportar mi granito de arena desde el punto de vista del arte contemporáneo. Por ello, me decanté por crear una cabeza de dimoni. Trasladé mi idea al Ayuntamiento y les gustó", recuerda.

Así, se puso manos a la obra y diseñó un modelo de hierro a pequeña escala (unos 80 centímetros) para tener una referencia a la hora de hacer la creación en grandes dimensiones. Y es que la instalación que coronará la rotonga tiene una altura máxima de 6,5 metros mientras que de ancho mide 3,5 metros. Para poder instalarla en la rotonda, es preciso confeccionar una base de cemento que tendrá cuatro metros de diámetro ya que la escultura de hierro tiene un peso de unos 3.000 kilos.

Guillem Crespí, que está inmerso en los retoques finales de su creación, confiesa que tiene su particular manera de hacer sus obras, ya sean pinturas como esculturas. Si uno le pregunta cómo define su estilo, no lo duda: sus creaciones destacan por su "armonía figurativa". "Intento hacer siempre las creaciones en curvas, sin líneas rectas".

Así, explica que la escultura está confeccionada con varillas de hierro de 12 milímetros pero todas están curvadas. "Mi estilo es arte figurativo pero a la vez es armonioso", resume. Para confeccionar el majestuoso cabezón de dimoni, Guillem Crespí ha contado con la colaboración del maestro herrero Miquel Pont.

Referente

Desde su punto de vista personal y artístico, el creador espera que la escultura del dimoni sea un referente porque cualquier vilero o vilero vilera. "Cuando pensamos en la fiesta son los dimonis los que realmente hacen bulla. Creo que al tener este referente en la entrada del pueblo, todo el mundo se lo sentirá como suyo porque se sienten identificados con esta celebración".

Compartir el artículo

stats