Los agentes de la Policía Local de Calvià han propuesto para sanción a 167 personas por incumplir las restricciones del estado de alarma en el municipio durante la Fase 1. Entre estas denuncias destacan las 33 interpuestas en Illetes, casi todas en la playa, donde había personas dándose un baño recreativo, cuando solo estaba permitido el uso deportivo, o en grupos sin mantener las distancias de seguridad.

El Ayuntamiento de Calvià informó ayer de que la mayor parte de las 167 denuncias impuestas durante la Fase 1 en el municipio se referían a personas que no llevaban mascarilla en el interior de vehículos en los casos en que es obligatorio, hacían usos no permitidos de las playas, o no mantenían las distancias de seguridad. Así, en Illetes se abrieron 33 actas de sanción, 29 en Santa Ponça, 14 en Bendinat y Son Bugadelles, y la misma cifra en Portals Vells y Son Ferrer. En esta última localidad se detectó una reunión numerosa de personas.

La Junta Local de Seguridad, reunida ayer, puso en común estos datos, con representantes del Ayuntamiento, la Policía Local y la Guardia Civil.