Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Memoria histórica

Exhumaciones entre protocolos de seguridad

Mascarillas, guantes, gel desinfectante, tener su juego de herramientas y mantener distancias son algunas de las medidas para evitar contagios

Los trabajos se han retomado en la terraza inferior del cementerio de Sencelles.

Los trabajos se han retomado en la terraza inferior del cementerio de Sencelles. caib

La máquina retroexcavadora se ha vuelto a poner en marcha en el cementerio de Sencelles. Los arqueólogos de la empresa ATICS [adjudicataria del segundo Pla de Fosses del Govern] han regresado a la isla para retomar los trabajos de la segunda fase de exhumaciónsegunda fase de exhumación, unas tareas que tiene como misión buscar los restos de las víctimas: Josep Miralles Garau y Josep Serra Joan de Montuïri y Pilar Sánchez Llabrés de Palma. Esta segunda fase arrancó el pasado 11 de marzo pero tres días después se decretó el estado de alarma con la consecuente suspensión de las tareas, unas labores que este lunes se han retomado entre estrictas medidas de seguridad. De hecho, el regreso al trabajo ha estado marcado por un plan de seguridad adaptado a la actividad arqueológica para evitar contagios entre los miembros del equipo y su entorno de trabajo más inmediato.

Tras dar negativo en las pruebas del Covid-19, obtener una autorización del Govern para trasladarse a la isla y pasar un exhaustivo control tanto en el aeropuerto de Barcelona como en el de Palma, de momento, los tres arqueólogos catalanes han retomado su actividad retomado su actividad en la terraza inferior del cementerio de Sencelles, la primera de las cinco zonas que excavarán en busca de los restos de las tres víctimas a partir de los resultados obtenidos en una prospección con georadar. Por cuestiones de espacio [deben mantener las distancias], solo han empezado tres personas pero en breve se sumarán otros dos expertos al equipo de exhumación, que trabaja con mascarillas y guantes en una zona bien acotada que establece el metro y medio de seguridad. Otro de los cambios adoptados, explica el arqueólogo de ATICS, Cesc Busquets, es que ahora cada uno cuenta con su propio juego de herramientas, unas herramientas que también deben ser desinfectadas. Además una vez llegan al cementerio, se cambian de ropa. El ayuntamiento de Sencelles ha habilitado una capilla que los técnicos utilizan como un espacio de confinamiento donde se visten y desvisten y donde comen.

El plan de seguridad también vela por la protección colectiva y pone a disposición de la gente que deba entrar en contacto con el equipo de expertos mascarillas, guantes y gel desinfectante. Como medida de precaución se ha eliminado la cita diaria que los arqueólogos mantenían con la gente interesada en las tareas de excavación. Busquets calcula que, si no surge ningún imprevisto, los trabajos en el cementerio de Sencelles se prolongarán durante unas cuatro semanas.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Arranca la segunda fase de exhumación de la fosa de Sencelles

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Compartir el artículo

stats