Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una cantera que invadió espacios naturales se alía con otra para prolongar la actividad

Cas Saboners y Son Tey, en Sineu, pretenden unificarse y continuar extrayendo material

La cantera de Cas Saboners, en Sineu, recibió el mes de febrero de 2018 la orden de paralizar la extracción de piedra en la zona que había invadido y que está protegida por la Ley de Espacios Naturales. Pero ahora la cantera de Son Tey, situada justo al lado, pretende unirse a la de Cas Saboners para continuar con la extracción de piedra en las dos explotaciones mineras durante 34 años. En 2018, el Ejecutivo paralizó la cantera de Cas Saboners por invadir una zona protegida. Pero el año pasado el Servicio de Minas regularizó la situación de la cantera, aunque sólo autorizó la extracción de material en las zonas que no están protegidas. Ahora el Govern estudia el proyecto que ha presentado la cantera de Son Tey, en el que se prevé dinamitar la fina la pared de piedra que separa las dos explotaciones y unificar así las dos canteras para que puedan continuar funcionando durante 34 años más.

“La cantera de Son Tey ha presentado un proyecto de restauración para poder seguir extrayendo piedra legalmente, pero también pretende unirse a la de Cas Saboners, que es la que entró en la zona natural protegida y por eso la Comissió Balear de Medi Ambient se metió en la regularizacion que hace el departamento de Industria y dijera que no puede explotar dentro de una zona protegida como ANEI”, explica la portavoz del GOB, Margalida Ramis.

En ese sentido el GOB exige que, en el caso de las canteras de Son Tey y de Cas Saboners, se haga una nueva evaluación ambiental de las dos explotaciones mineras en conjunto. “No se puede hacer una evaluación ambiental de Son Tey ignorando Cas Saboners cuando la propuesta de Son Tey implica cargarse la pared que las divide”, denuncia el GOB. “Se tendrían que evaluar los efectos sinérgicos de estas dos explotaciones mineras en conjunto, no tiene sentido que se haga por separado”, sentencia Ramis.

Revisión de proyectos

El proyecto de Son Tey se encontraba en fase de información pública cuando empezó el estado de alarma y su tramitación se retomará cuando se suspenda. Será entonces cuando las personas interesadas podrán presentar alegaciones al proyecto. En cuanto a la cantera de Cas Saboners, es la Comisión Balear de Medio Ambiente del Govern quien tiene que evaluar su impacto sobre el medio ambiente. Ante esta situación el GOB asegura que revisará todos los proyectos de restauración de canteras que se están tramitando, “Vemos que los responsables de muchas canteras presentan proyectos de restauración para poder justificar un nuevo período de extracción de piedras que inicialmente no estaba previsto, y por tanto, un nuevo lucro económico, lo revisaremos todo con lupa”, sentencia.

Compartir el artículo

stats