Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Sebastià Crespí: "La preparación del sector hotelero es un reto de enorme magnitud"

"Mi impresión es que la publicación de estas directrices ha supuesto un cierto alivio porque saben a qué atenerse"

El biólogo 'pobler', Sebastià Crespí. joan payeras

Sebastià Crespí Rotger (sa Pobla, 1955) es biólogo licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad Autónoma de Barcelona (1997) y doctor en Farmacia por la Universidad de Alcalá (Madrid, 1988). El pobler ha participado en la elaboración de la guía que la OMS aplica al sector hotelero para la prevención de la Covid-19Covid-19

P Una vez autorizada la apertura de la planta hotelera de Balears, ¿cree que está en condiciones de cumplir la normativa para hacer frente a la Covid-19?

R En principio, ahora mismo, se trata de una autorización de apertura, muy incipiente, con muchas restricciones, por lo que, en la práctica, muy pocos establecimientos van a abrir sus puertas. Estas restricciones se irán suavizando en las siguientes fases de desconfinamiento y se espera que a finales de junio, los establecimientos puedan operar en condiciones de una nueva normalidad. Debemos ser conscientes que hay mucho trabajo por delante y que la preparación para esta nueva normalidad es un reto de enorme magnitud. Pero si algo tenemos en Balears es talento, conocimiento y capacidad en el mundo turístico por lo que, cuando este momento llegue, el sector va a estar preparado, no me cabe duda.

P ¿Qué medidas específicas más importantes destacaría de las que aconseja o dictamina la guía de la OMS?

R En su guía para los establecimientos de alojamiento, la OMS pone énfasis en tener un plan de prevención para la Covid-19 implantado que incluya, lógicamente, las medidas de prevención que ya nos son familiares, esto es, el distanciamiento social, las buenas prácticas higiénicas y la limpieza y desinfección reforzada. También proporciona directrices para hacer frente a las posibles incidencias que puedan ocurrir como, por ejemplo, el manejo de posibles casos o contactos estrechos. La guía hace también recomendaciones específicas y se refiere a la necesidad de tener programas de formación específicos para el personal y previsiones de recursos para su adecuada implementación. En fin, creo que es una guía muy útil.

P ¿Algunas de las medidas de la guía pueden ser aplicables a otros ámbitos relacionados con el turismo como excursiones o visitas guiadas a museos?

R No, la guía es solo para establecimientos de alojamiento y no contempla otros posibles escenarios que puedan estar relacionados con el turismo.

P Teniendo en cuenta que la economía de Balears depende en gran parte del turismo exterior, se tendrían que empezar a extremar las medidas de seguridad de puertos y aeropuertos. ¿Con qué medios eficaces se podría actuar?

R Sinceramente, no lo sé, no es propiamente mi terreno. Ahora mismo, parece razonable, en efecto, que haya algunas medidas de seguridad en puertos y aeropuertos, pero no tengo claro cuáles podrían ser estos medios eficaces por los que me pregunta. Hay que tener en cuenta que para Balears, turismo exterior significa fundamentalmente turismo europeo. Lo que se requiera, sea lo que sea, deberá tener encaje en las políticas de movilidad europea que se decidan, incluidas aquellas enfocadas a realizar el turismo.

P Aplicando a rajatabla todas las medidas de seguridad previstas en la guía de la OMS, ¿cree que veremos un considerable número de establecimientos abiertos este año y a partir de cuando sería aconsejable su apertura con el máximo de garantías?

R Creo que ahora mismo es complicado hacer predicciones. Fíjese que el gobierno acaba de decretar la cuarentena para los viajeros internacionales. A finales de junio terminaría el desconfinamiento y se supone que, para entonces, ya debería haber algún acuerdo a nivel europeo sobre movilidad. Este es el escenario teórico. A partir de aquí, la realidad la marcará la evolución de la pandemia, aquí y en los países emisores. El turismo, en condiciones de cierta normalidad, solo será posible si aquí y allá se dan las condiciones sanitarias adecuadas para generar confianza. Esperemos que así sea.

P Ya elaboró el protocolo para el sector hotelero con motivo de la gripe A del 2009. ¿Qué diferencias sustanciales existen entre una y otra pandemia ?

R La gripe A y la Covid-19 comparten modos de transmisión, pero sus características son muy diferentes. La tasa de transmisión del nuevo coronavirus es más alta que la del virus de la gripe A y también lo es su tasa de mortalidad. Y esto ha tenido su impacto en las cifras de los afectados y muertes, mucho más altas ahora. La pandemia actual ha paralizado el turismo y gran parte de la economía. Esto en el 2009 no sucedió. En fin, caben pocas dudas que la pandemia de Covid-19 se sitúa en otra escala de magnitud.

P ¿Cómo ha recibido el sector hotelero las directrices para la reapertura que han preparado las autoridades españolas?

R Mi impresión es que la publicación de estas directrices ha supuesto un cierto alivio para el sector, que ahora sabe a que atenerse. Es cierto que estas normas no resuelven todos los interrogantes, y quizás creen otros, pero son un marco de referencia en el que apoyarse. En momentos de incertidumbre, como los actuales, creo que conviene tener claro el camino a seguir. Esto también ayuda a generar confianza en el exterior. Otros países, como Portugal y Turquía, han hecho algo parecido.

P ¿Qué valoración hace de las recientes propuestas de la Comisión Europea para impulsar el turismo?

R Por lo que he leído, son propuestas razonables y van en la línea de lo recomendado por la OMS y la Organización Mundial del Turismo. Se trata, en suma, de una propuesta para impulsar el turismo europeo a la par que se mantienen las precauciones sanitarias necesarias. La recomendación de hacerlo por fases, empezando por facilitar el movimiento entre países o regiones que presenten situaciones similares, bajo control, parece muy lógica. Como también lo es su llamada a la toma de decisiones en base a criterios específicos, por ejemplo, la capacidad sanitaria de los países receptores, en términos de recursos y vigilancia epidemiológica. En fin, quizás parezcan propuestas muy genéricas, pero, de nuevo, pueden servir como marco de referencia para moverse en la buena dirección.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • El biólogo 'pobler' Sebastià Crespí aconseja a la OMS en el desconfinamiento del sector hotelero

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats