Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Formación

Deberes 'online' para no perder el tren del curso

Las maestras Alexandra Herts, de Binissalem, y Margalida Servera, de Son Servera, explican las técnicas para mantener las clases a distancia

Alexandra Herts trabaja desde su domicilio.

Alexandra Herts trabaja desde su domicilio. jaume canut

Con el objetivo de que el alumnado no pierda el ritmo de escolarización en este actual curso 2019/2020, a causa de la crisis por el Covid-19 y el confinamiento a que todos estamos sometidos, los diferentes centros educativos, mediante sus equipos de maestros y profesores, continúan la labor de enseñanza desde los domicilios, impartiendo sesiones y preparando lecciones y ejercicios de manera telemática. Sirva de ejemplo el de la maestra de inglés Alexandra Herts.

Docente del CEIP Binissalem, Alexandra imparte clases a alumnos de 4º, 5º y 6º de Primaria. Ella explica que si bien en el aula solo utilizan el inglés como lengua vehicular, ahora, dadas las circunstancias y la complejidad de la situación, también hacen uso del castellano y del catalán con el fin de llegar con más facilidad a los alumnos, sobre todo en los aspectos didácticos más complicados. Y todo ello haciendo uso de la aplicación Google Classroom, la que usan en clase. De hecho, apunta, desde hace ya varios años para la asignatura de inglés no se utilizan libros de texto en las aulas.

Así pues, en lo que se refiere a los deberes que deben llevar a cabo los escolares, Alexandra explica que tras mandarles los ejercicios a través de un mensaje, a continuación ellos responden o plantean sugerencias y dudas, a las cuales ella contesta inmediatamente. A pesar de que la mayoría está conectado en el horario establecido, de 9 a 14 horas, el mismo que en la escuela, algunos alumnos responden por la tarde. Ello puede ser debido a las posibilidades de cada familia pues hay que tener en cuenta que no en todos los hogares se dispone del mismo nivel tecnológico o incluso de la misma buena conexión por razones de cobertura.

Los escolares disponen de varias opciones para contestar, bien sea elaborando una producción oral a través de un vídeo que luego suben al Drive (otra aplicación), o bien a través de una producción escrita, a partir de un dibujo o una foto, si no quieren o no tienen la opción del vídeo.

En definitiva, afirma la docente, es evidente que ahora todo es mucho más complicado pues tiene que atender alumno por alumno, dando por buenas las respuestas, corrigiéndolas una por una, o bien aclarando, también de manera individual, las dudas que puedan surgir. Mientras que, en clase, cuando se corrige a un alumno, el resto también se entera y lo asimila. En resumen, un esfuerzo que, sin duda alguna, bien merece también su aplauso en estos momentos difíciles que nos toca vivir.

Son Servera

Mediante el teletrabajo los alumnos pueden seguir estudiando desde casa en este periodo de estado de alarma. Margalida Servera es una joven profesora de informática de Son Servera, que imparte clases en el IES Capdepera. Estos días trabaja con sus alumnos a distancia. Para ellos no ha sido una novedad, ya que el teletrabajo es algo que estudian en su asignatura.

El primer día de teletrabajo, los alumnos ya tenían pactado con la profesora cómo serían las clases a distancia. Habían sido previsores y el día antes de decretarse la actual situación de alarma diseñaron cómo serían las clases telemáticas. Así, cada principio de semana, la profesora les asignaría las tareas de la semana, que acompañaría de unos vídeos explicativos sobre el tema a tratar.

El viernes, todas las tareas deben estar terminadas para que puedan ser corregidas por la profesora. Unos de los problemas que ha tenido que resolver la docente ha sido la falta de ordenadores en los domicilios de algunos alumnos. En este caso, ha adaptado las tareas a un formato para móvil y así los alumnos que no disponen de ordenador en casa pueden hacerlo mediante su teléfono.

Para poderlos controlar y que realicen las tareas encomendadas, la profesora tiene un grupo de WhatsApp para poder tener contacto más directo y evitar que se olviden de sus tareas a realizar y así diariamente mantiene contacto con ellos. Si alguno opta por no realizar tareas, al final de semana se remitirá una lista con sus nombres a la dirección del centro, que será la encargada de avisar a las familias de los alumnos que no cumplan con sus tareas educativas. En la primera semana de teletrabajo los alumnos mayoritariamente han cumplido con sus labores. Unas labores que se prolongarán como mínimo algunos días más.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Consulta todas las noticias del coronavirus en Mallorca

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Compartir el artículo

stats