Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Moll de Pollença inicia la limpieza de las playas afectadas por la borrasca 'Gloria'

La asociación de vecinos avanza los trabajos para dejar el litoral a punto cuando se levante el actual estado de alarma

Los operarios disponen de diferentes vehículos. ajuntament

Mientras la población está confinada debido al estado de alarma y las playas permanecen vacías a la espera de una temporada turística que nadie sabe cuándo llegará, algunos ayuntamientos de municipios costeros que fueron golpeados por la borrasca Gloria han iniciado las tareas de limpieza de las playas para ganar tiempo y tenerlas a punto cuando llegue el momento de instalar los servicios.

Uno de estos municipios es Pollença, en cuyo puerto estos días la asociación de vecinos ha empezado a retirar la suciedad acumulada desde el paso de la borrasca y a recomponer la arena que había quedado desplazada. El ayuntamiento de Pollença había recibido la autorización de la demarcación de Costas pocos días antes de la declaración del estado de alarma, y a su vez la institución municipal ha autorizado a la AAVV del Moll a intervenir en las playas a raíz del convenio entre ambas instituciones.

El presidente de la asociación vecina, Miquel Cifre, explica que la actividad "es muy restringida" y se realiza con cuatro trabajadores y cuatro máquinas (un bulldozer, un camión y dos tractores) que se dedican a "arreglar los desastres de Gloria", básicamente la retirada de piedras y de fragmentos de embarcaciones dañadas por la borrasca, entre otras tareas "básicas".

El representante vecinal precisó que todavía falta mucho para abrir las playas. Primero deberá levantarse el estado de alarma, y después convocar un concurso de adjudicación de la gestión de las playas al que la asociación de vecinos volverá a presentarse.

El objetivo de la asociación de vecinos es finalizar las tareas de limpieza a principios de la próxima semana. Durante estos últimos días, los trabajadores de la AAVV se han centrado en las playas de Cala Sant Vicenç. La intervención se llevará a cabo en todo el litoral de Pollença a excepción de la playa de Formentor, que no es competencia de la asociación vecinal.

Temporada "muy difícil"

El presidente de la asociación de vecinos del Moll de Pollença apunta que la temporada "será muy difícil". Recuerda que, antes del estado de alarma, había hoteles abiertos en el puerto que habían solicitado a la AAVV que preparase las playas para la temporada turística. "Ahora los hoteles han tenido que cerrar de nuevo y nosotros ya teníamos las máquinas a punto, por lo que hemos optado por terminar el trabajo, y ahora es el momento ideal porque las playas están vacías".

Cifre explica que todo el sector turístico del Moll de Pollença "se pregunta ahora cuándo podrá empezar la temporada, ya que abril y mayo son meses totalmente perdidos; creemos que el mes de junio sería ideal para empezar a movernos, pero también depende de los países emisores; en principio, todos estamos de acuerdo en alargar la temporada".

Por otra parte, el anuncio de la limpieza de playas por parte de la AAVV del Moll difundido por el ayuntamiento de Pollença a través de sus redes sociales ha sido recibido de diferentes maneras por parte de los vecinos. Mientras unos creen que el Consistorio peca de un exceso de optimismo, otros aplauden la iniciativa y expresan su esperanza en que "al menos tengamos algo de temporada".

Algunos residentes critican la iniciativa al considerar que en las circunstancias actuales no es un trabajo de "primera necesidad". "Ahora lo más importante es salir de la pandemia, si no lo hacemos a tiempo entre todos no nos hará falta tener las playas limpias".

Otros comentarios se muestran más críticos con la actual intervención en las playas: "Justo ahora que hay que quedarse en casa y cada año limpiáis con el turista en la arena, qué desastre".

Otros preguntan por la situación actual de los barcos abandonados en el puerto. "¿Hay respuesta de sus propietarios o vamos a pasar un verano con los barcos allí?", plantea un vecino.

Compartir el artículo

stats