Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emergencia

Inca libera parte del presupuesto para afrontar inversiones de urgencia social

El Ayuntamiento celebrará hoy un pleno ordinario al que solo acudirá una tercera parte de la corporación municipal

Imagen de archivo del comedor social de Inca.

Imagen de archivo del comedor social de Inca. p. c.

A pesar del estado de alarma que ha reducido al máximo la actividad municipal, el ayuntamiento de Inca celebrará hoy el pleno ordinario del mes de marzo con el objetivo de aprobar algunas cuestiones consideradas urgentes que, según el alcalde Virgilio Moreno (PSOE), permitirán al Consistorio disponer de liquidez en caso de necesidad motivada por la actual crisis sanitaria y pagar a los proveedores en un momento muy delicado para las empresas.

El alcalde explica que el orden del día ha quedado reducido a las cuestiones más "urgentes" y que muchos otros temas han quedado sobre la mesa para futuras convocatorias. El PP y Vox ya han anunciado que no acudirán al pleno, en el que participarán solo una tercera parte de los regidores.

Uno de los puntos que debatirán los regidores que finalmente acudan a la sala de plenos es la liquidación del presupuesto de 2019, una medida que permitirá al Ayuntamiento liberar una parte del superávit del pasado ejercicio, cifrado en 1,57 millones de euros, para invertir en las necesidades más urgentes derivadas de la crisis del coronavirus en la ciudad. Moreno explica que la liquidación del presupuesto en el pleno es un trámite obligatorio para disponer de dinero del superávit de 2019 cuando el Ayuntamiento sepa qué porcentaje del mismo puede destinar a gastos sociales. "Debemos estar preparados", señala el regidor socialista.

Por otra parte, otra cuestión que será elevada a la sesión plenaria es la aprobación de un paquete de facturas extrajudiciales que asciende a 608.120 euros, de los cuales 530.810 corresponden a facturas de suministro eléctrico y 77.310 euros a facturas atrasadas de pequeñas y medianas empresas de la ciudad.

Moreno explica al respecto que la aprobación de estas facturas del pasado año y principios del presente "viene determinada por una urgencia técnica pero también por directrices políticas", ya que de esta forma el Ayuntamiento podrá pagar a los proveedores para aportar liquidez a las empresas del municipio.

Expropiaciones

El pleno tiene previsto también aprobar una modificación de crédito con el objetivo de pagar una serie de expropiaciones en la calle Bisbe Morro de la capital del Raiguer, una medida que "el Ayuntamiento puede permitirse ahora porque dispone de liquidez", según Moreno.

Por otra parte, también se aprobará un punto para poner a disposición de la empresa pública Abaqua una serie de solares ubicados junto a la depuradora de Inca con el objetivo de proceder a su ampliación. "De esta forma, agilizaremos la concesión de las licencias necesarias cuando salgamos de esta situación", apunta el alcalde. El Govern se ha comprometido con el Ayuntamiento a empezar las obras este año.

También se prevé aplicar una serie de bonificaciones sociales para los propietarios de viviendas que tengan que pasar la inspección técnica de edificios.

Compartir el artículo

stats