Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Preocupación entre los cazadores por la afección de la mixomatosis en las liebres

Cazadores de Maria reunidos el domingo en un almuerzo de hermandad para cerrar la temporada.

Cazadores de Maria reunidos el domingo en un almuerzo de hermandad para cerrar la temporada.

La temporada de caza finalizó el domingo con cierta preocupación por la afección de una nueva cepa de mixomatosis que ataca a las liebres. Balears ha sido una de las 31 provincias donde se ha detectado esta afección. La mixomatosis es una enfermedad vírica que hasta ahora hacía estragos en las poblaciones de conejos. El salto a otra especie, como la libre, con menor población, ha abierto una profunda preocupación entre cazadores y naturalistas.

El Ministerio de Agricultura ha confirmado 218 casos de mixomatosis en liebre ibérica, tres de ellos en Balears.

Cabe destacar que la temporada de conejo, especie cinegética que últimamente pasa por una delicada situación debido a las enfermedades víricas, se abrió el 15 de agosto en bastantes cotos de Mallorca, ya que se había apreciado un ligero repunte de las poblaciones de este lagomorfo.

"La temporada de caza ha sido algo mejor que el año pasado y con más capturas de conejos. Hay que agradecer la labor que se está haciendo desde el servicio de Caza del Consell para recuperar el conejo mediante ayudas para construir majanos y aportar animales de la granja del centro cinegético de Capocorb", explica Pedro Vanrell, presidente de la Associació Balear d'Entitats de Caça (ABEC).

Codorniz

En el balance de cierre de temporada, no ha sido un año propicio para la codorniz debido a la sequedad y a la agricultura agresiva que padecen los campos cerealistas. Los primeros días de media veda hubo pocas capturas en la zona de cereal del Pla y de Llevant.

La paloma torcaz lleva años siendo la estrella de la apertura de la media veda. Incluso en algunas zonas llega a considerarse una plaga. Mediante una notificación al servicio de Caza, la torcaz se pudo cazar los días 4, 8 y 11 de agosto.

La paloma bravía ha dejado también una buena temporada con abundantes capturas.

"Una especie que parece proliferar cada año más es la tórtola común europea. Los cazadores mallorquines creemos que no es una especie en declive en la isla, como promulgan algunos ecologistas, ya que esta temporada ha sido buena en general. Cabe destacar que en Mallorca se han reducido las capturas pasando de 6 a 3 por cazador y día", dice Vanrell. La tórtola turca, subsiste en zonas de casas rústicas habitadas, granjas y en núcleos urbanos. Es una especie que cría prácticamente todo el año, por tanto ha sido una temporada muy buena.

La liebre, a pesar de registrar la preocupante incidencia descrita, crio muy bien esta pasada temporada, por lo que se han podido cazar de manera cuantiosa en los cotos.

El 12 de octubre se abrió la veda de la caza menor en general. Ha supuesto una muy buena temporada para la perdiz, con abundantes capturas. Es una especie que cría bien en los terrenos de cereal, también les ayudan los trabajos realizados por los cazadores para mejorar su hábitat, aportando comida y agua en tiempo de sequía.

Por otra parte, la del tordo ha sido una temporada para olvidar, con pocas entradas en octubre y algo mejor en enero en algunas zonas de la isla, una temporada muy parecida a la pasada. La escasez de tordos se ha debido a la poca migración. Los cazadores se preguntan cuál es la causa de que no vengan estas aves. Una de ellas podría ser el cambio climático. "En Europa Central no caen las nevadas de otros años, no hace frío y el tordo encuentra comida y un hábitat adecuado para no emigrar al sur", manifiestan algunos cazadores.

Inconvenientes

"Los que practicamos una caza social hemos disfrutado en esta temporada, a pesar de los inconvenientes y trabas que intentan ponernos algunos grupos anticaza al promover la moratoria de la tórtola común europea y tal vez en un futuro la del conejo al ser catalogado una especie en peligro", hacen balance. "Los cazadores esperamos que tanto el Ministerio como el Govern balear con sus técnicos hagan los estudios pertinentes y no dejen el conejo en manos de grupos negativos a la caza social y sostenible que practicamos los cazadores de esta comunidad", acaba diciendo Pedro Vanrell.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats