Un joven fue condenado ayer a un año y medio de prisión por romperle a otro varios dientes en una pelea multitudinaria en Porto Cristo. También deberá indemnizar a la víctima con 6.148,92 euros. Mientras, otros cinco presuntos participantes en la reyerta fueron absueltos al considerarse prescritas las lesiones ocasionadas.

Los hechos que se enjuiciaron ayer en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma tuvieron lugar hace casi nueve años. Sobre las cinco de la madrugada 8 de mayo de 2011 en la zona de ocio de es Carreró, en Porto Cristo. En concreto, el altercado se produjo en las inmediaciones de una discoteca.

De repente, tres jóvenes, entre los que había una menor, iniciaron una acalorada discusión con otras cuatro personas que se encontraban en las proximidades.

Tres integrantes de este último grupo, dos chicos y una chica, se dirigieron en actitud desafiante a los otros que supuestamente les habían increpado. Así, con intención de amedrentarles, soltaron una bravuconada. "Me cago en vuestros muertos. Somos de Son Banya. Id con cuidado, No sabéis con quien os estáis metiendo". Ambos bandos se intercambiaron insultos.

Dos chicas se acercaron a uno de los otros chicos. Una de ellas le propinó una fuerte bofetada. El sujeto se la quitó de encima dándole un fuerte empujón que no le causó lesión alguna. Aunque a otra le dio patadas en una rodilla y en la zona pélvica.

Las lesiones más graves de la refriega se produjeron cuando el ayer condenado se abalanzó sobre el otro joven. El encausado le propinó un fuerte puñetazo en la boca que le provocó la rotura parcial de tres dientes y la pérdida completa del incisivo superior derecho.

El violento impacto en el rostro obligó a la víctima a recibir tratamiento médico analgésico y posteriores visitas al dentista para la realización de una endodoncia., así como la reconstrucción de las piezas dentarias afectadas. El afectado tardó 90 días en curar en los que 11 estuvo impedido para sus ocupaciones habituales. Como secuela le quedó la pérdida de un incisivo y un perjuicio estético ligero.

Tratamiento odontológico

En el juicio celebrado ayer, la fiscal y el abogado del procesado alcanzaron un acuerdo de conformidad. La representante del Ministerio Público apreció la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas para rebajar la petición al procesado de cuatro años y medio a un año y medio de prisión. Mientras los otros cinco encausados fueron absueltos por prescripción.

Además de aceptar la pena, suspendida durante tres años, el condenado acató indemnizar a la víctima con la suma de 6.148,92 euros. Esta suma cubre la curación de las lesiones, las secuelas y el tratamiento odontológico.