Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pesca

Más de 40 barcos de arte menor de once puertos inician la temporada de llampuga

Las expectativas del sector pesquero de Mallorca son de llegar a una captura próxima a las cien toneladas de pescado

Un pescador de Alcúdia coloca en un canasto el pescado azul tras sacar la primera red del día. Pep Córcoles

Un total de 43 embarcaciones de pesca de arte menor de Mallorca y Menorca inician hoy la temporada de llampuga (Coriphaena hippurus). La llampuga es una de las cuatro grandes campañas de temporada que a lo largo del año desarrolla la flota mallorquina: llampuga, jonquillo, sepia y langosta. Es por tanto uno de los pilares económicos del sector pesquero local.

La Federación de Cofradías de Pescadores de les Illes Balears alberga unas espectativas interesantes para esta campaña, basándose en las llamadas 'senyes' de los pescadores. Éstos están finalizando actualmente la campaña de langosta y cuando acuden a los caladeros suelen lanzar uno o varios sedales con un señuelo para ver si ya hay presencia de llampugues. Así los pescadores estiman que este año se capturarán un mínimo de 100 toneladas de este pescado azul tan apreciado en la cocina local.

Cabe destacar que las cifras estimativas son prudentes ante los números de una excepcional campaña como fue la del pasado año, en el que la flota capturó 135,6 toneladas. Para comparar esa cifra basta mencionar que el año anterior, 2017, la captura fue de 102,5 toneladas.

Resultado económico

Antoni Garau, secretario de la federación, explica que "si la campaña se cierra superando las cien toneladas ya se puede dar por muy buena". El esperto se refiera a que el resultado económico para las familias que viven de esta pesca será muy positivo ya que el sector ha regulado la pesca para mantener un precio de mercado estable. Desde hace unos años las embarcaciones tienen cupos diarios. No se pueden superar los 150 kilos por jornada y barco. De esta forma se evitan las fluctuaciones que se veían hace unos años.

A pesar de ello, es normal que los primeros días se venda a un precio superior al del resto de la temporada debido a la demanda. También cabe explicar que la llampuga es un pez que crece muy deprisa ya que es un voraz depredador; por eso los primeros días las llampugues aún son de pequeño tamaño.

Los principales puertos que participan en la campaña son los de Cala Rajada y Alcúdia. En el primero tendrán su base nueve embarcaciones y en el segundo seis. El resto de puertos son los de: Palma, con 5 barcos; Andratx, 4; Sóller 3; Pollença, 2; Portocolom, 4; Santanyí, 4; Colònia de Sant Jordi,4; Porto Cristo,uno; y finalmente el único puerto de Menorca: Ciutadella, con una embarcación.

El pez de las tormentas

La 'llampuga', el dorado en castellano (Coryphaena hippurus), aparece en nuestras costas a finales del verano y comienzos del otoño. Su nombre en catalán es muy significativo y evoca a los rayos (llamps). El consumo de 'llampuga' había decaído pero desde hace unos años se ha vuelto a poner de moda. Balears y las islas del este del Mediterráneo son las únicas que tienen una tradición continuada de pesca profesional de esta especie de pescado azul.

Compartir el artículo

stats