Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cala Rajada inicia sus fiestas con juegos populares

Uno de los intrépidos que ayer se encaramaron al palo enjabonado. Biel Capó

En la era de la tecnología, los juegos populares y tradicionales, siguen triunfando y ganando más adeptos si cabe. Este es el caso de los celebrados en las fiestas marineras de la Mare de Déu del Carme de Cala Rajada, en el municipio de Capdepera.

Ayer, el recinto portuario del puerto gabellí se lleno de jóvenes y no tan jóvenes que participaron, primero en las populares carreras de sacos, cintas y joies, dejando de lado, aunque solo fueran unas horas, los teléfonos móviles o consolas de juego.

Seguidamente y sin pausa, se formó una gran cola de asistentes, para participar en el tradicional juego del palo enjabonado, que este año ha llegado a su trigésimo segunda edición. Se trató de un juego donde los jóvenes atletas tenían que agudizar su pericia para llegar al final del palo sin caerse al agua y poder acceder así a la cinta situada al final del tronco que da derecho al premio.

Para finalizar la tarde noche de fiesta y juegos, se realizó la trigésimo segunda edición de la travesía a nado del puerto de Cala Rajada. Mario Navarro fue el ganador del palo enjabonado y Paula Vizueta, de la travesía a nado.

Por otro lado, llegada la noche, Eutherpe Piano Quintet, un cuarteto de cuerda con piano, ponía el toque musical a la velada con una actuación en los jardines de la Torre Cega que pertenece a la Fundación March.

Compartir el artículo

stats