01 de julio de 2019
01.07.2019
Manacor

Piedras y hierros comprometen la seguridad de los bañistas de la playa de s'Illot

Hoteleros y turistas se quejan del peligro que suponen los restos que aún quedan de la 'torrentada' de octubre

30.06.2019 | 20:06

Piedras de distintos tamaños, hierros, trozos de tubos de plástico, estructuras de sombrillas y todas una serie de incontables residuos han transformado la playa de s'Illot (en el municipio de Manacor) en un 'campo de minas' para los bañistas. Son los restos arrastrados por la torrentada del pasado 9 de octubre que, pese a la regeneración de la arena llevada a cabo por el Gobierno en Semana Santa, siguen ahí nueve meses después. Lo que ha hecho que los primeros bañistas de la temporada y los hoteleros de la zona se estén quejando por la mala imagen que los distintos accidentes sucedidos esta pasada semana, dan a un arenal tradicionalmente impoluto.

"Es una lástima. Sé que ha habido acciones por parte de Costas y limpiezas por parte de voluntarios, pero no son suficientes", explica la directora del Hotel Playa Moreya y presidenta de la asociación hotelera, Susana De Juan. "Ya ha habido varias quejas de clientes que han tenido problemas con piedras y cortes en las piernas. Eso hace que muchas familias habituales repitan pero que otras, alertadas por lo que pasa, decidan hospedarse en hoteles de Sa Coma o Cala Millor donde las playas no tienen ese problema".

Y es que en la playa de Cala Moreia (aunque más conocida por el nombre de la localidad de s'Illot) desemboca el torrente de Ca n'Amer, el mismo que viene de Sant Llorenç y que ocasionó en octubre la peor torrentada que se recuerda en el Llevant desde 1989. Lo que hizo que hasta ahí llegaran escombros, piedras y hasta automóviles.

Durante los primeros días posteriores se retiraron vehículos y los residuos de mayor tamaño, sobre todo de la parte de lo que hasta entonces era la arena. Después voluntarios y buzos hicieron un primer trabajo de limpieza, insuficiente a tenor de la gran cantidad de elementos arrastrados.

En noviembre de 2018, la Delegación del Gobierno y Demarcación de Costas anunciaron una inversión de 450.000 euros para la playa de s'Illot y otros 450.000 con el objetivo de recuperar la arena perdida y redistribuirla a través de una embarcación que impulsaría arena a través de una tubería desde el fondo del mar hasta la orilla. La acción no se llevó a cabo hasta finales de marzo, cuando algunos hoteles de la zona ya habían abierto.

"Otro problema añadido fue la tormenta que solo unas semanas después volvió a dejar la playa maltrecha", recuerda De Juan; "este es nuestro tesoro, es una playa muy segura y familiar y estas fechas debería estar más llena de lo que está. Nosotros, por ejemplo, tenemos la piscina a tope porque a muchos clientes les apetece más que estar en la arena o entrar en el agua en estas condiciones".

Desde el ayuntamiento de Manacor ya se ha pedido precaución a los bañistas a través de las redes sociales, al mismo tiempo que informa que un grupo de submarinistas volverá a trabajar estos días en los primeros metros de mar, con el fin de sacar cuántos más objetos peligrosos mejor. A ellos se les han unido tanto ayer como el anterior domingo, otro grupo de vecinos que de forma desinteresada sacan todo lo que pueden de la playa, sobre todo piedras (de hasta 40 centímetros de diámetro) hierros, plásticos o trozos de azulejo.

El consistorio manacorí, sin embargo, no acaba de entender la falta de implicación tanto del Seprona como de la propia Demarcación de Costas, que argumentan que entre los escombros todavía podría haber objetos de valor o que ya no hay presupuesto para una nueva intervención derivada de las inundaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!