26 de junio de 2019
26.06.2019
Medio ambiente

Los gatos de Son Servera se comen a las serpientes de herradura invasoras

Un vecino de la zona se sorprende al comprobar la eficacia de sus felinos a la hora de cazarlas

25.06.2019 | 20:10

Los primeros ejemplares de serpiente de herradura se localizaron en el Llevant de Mallorca a principios de este siglo. Sus ejemplares, que pueden alcanzar medidas considerables, poco a poco han ido colonizando tanto las isla como las Pitiusas. Hace unos días, el vecino de Son Servera Paco Sard, encontró la cabeza y parte de las extremidades de lo que aparentaba ser un ejemplar notable. Era el trofeo que los gatos domésticos le habían traído a su amo.

De esta manera y hasta en cuatro ocasiones los pequeños felinos se hicieron con ejemplares de serpientes de herradura que les superaban en tamaño. Después de cazarlas, se comían parte de las extremidades finales y dejaban intacta la cabeza, que acercaban hasta la casa para poder exhibir su hazaña al resto de felinos y al amo.

Paco Sard es un amante de los gatos. Tiene seis pequeños ejemplares en su casa de foravila. Los visita a diario para darles comida y cuidados. En ellos ha encontrado unos depredadores naturales de esta especie de serpiente invasora, que tanta alarma ha creado en la ciudadanía. Si bien es verdad que se trata de serpientes inofensivas para las personas, su actividad diurna y ligada a ambientes húmedos ha llegado desde la montaña a las ciudades.

Sard se muestra satisfecho con el control de la especie que realizan sus gatos. La idea inicial era que los felinos controlaran a los roedores, pero ahora se han convertido en depredadores de los reptiles. Reconoce que "les resulta fácil hacerse con las serpientes". En ningún caso, añade, han presentado heridas o rasguños.

Recuerda que avistó el primer ejemplar de este reptil hace unos años en una carretera, medía unos dos metros aproximadamente. Era de noche. "Tenía un tono dorado muy peculiar y bonito". Después fue conociendo nuevos casos. Una de estas historias fue protagonizada por uno de sus vecinos, que cuando fue a limpiar la piscina se encontró con dos serpientes que nadaban y salían tranquilamente del agua después de refrescarse.

Confiesa que no se cree la teoría de que estos ejemplares llegaron a la isla metidos en troncos de olivo que se adquirieron en la península para sembrar en Mallorca. Lo considera extraño. Esta práctica es habitual en la zona del Llevant desde hace más de cuarenta años y ha sido ahora de repente cuando hay plagas tanto en Mallorca como en Evissa y Formentera.

Según varios de los vecinos consultados, Sard tiene su propia teoría. "Podría ser que fueran introducidas adrede y al no tener depredadores y ser un clima muy propicio para la especie, se hayan desmadrado". Lo cierto, confirma, es que desde que los gatos empezaron a cazarlas, no ha vuelto a ver ningún otro ejemplar cerca de su casa, situada cerca de una zona montañosa.

Alarma social


La serpientes de herradura han causado alarma social. Por ello, la propia conselleria de Medio Ambiente el año pasado recomendó a los particulares que quisieran controlar estas especies en sus propiedades, el uso de jaulas para capturarlas, llegando a prestarlas e incluso a ofrecer servicio de asesoramiento a los vecinos.

Por otro lado la Conselleria inició el pasado mes de marzo la cuarta campaña de capturas de serpientes en las Pitiusas, que se prolongará hasta octubre, y en la que ya se han capturado unos 700 ejemplares, 130 de ellos en Formentera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!