Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calita de Portals: el espacio es elástico para el negocio

Vuelven a saltar quejas y denuncias sobre la ocupación de espacio público por parte de intereses y comodidades particulares en la calita de Portals Nous. Es una problemática local, alimentada por el titubeo o la inoperancia de las administraciones, pero no exclusiva de este enclave concreto de Calvià, sin que ello sirva para rebajar la intensidad de un litigio que sería imposible si el hotel adiestrara su ambición y si el Ayuntamiento y Costas hicieran su trabajo. Sin embargo parece ocurrir todo lo contrario.

La invasión, cuando menos confusa, de espacio público por parte de negocios particulares se están convirtiendo en un problema creciente y ya extenso en toda Mallorca. No se limita a la costa. Ha llegado por igual a pueblos y villas del interior. Sin ir más lejos, miren cuanto ocurre estos días con las terrazas que la proliferación de ciclistas dilatan hasta el umbral de la casa próxima y la acera que debería ser inviolable y colectiva.

Cada día que pasa se vuelve más latente la necesidad de mayor control y rigor en este asunto. Un espacio bien administrado y convenientemente delimitado da para mucha convivencia y hasta negocio boyante. Por contra, si se abandona a la anarquía se vuelve punto de desencuentro y conflicto.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats