Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Mancomunidad del Raiguer alcanza el nivel de reciclaje que se exige para 2035

Los nueve municipios acogidos al contrato de recogida de basuras mancomunado incineran sólo el 33% de sus basuras

La Mancomunidad del Raiguer alcanza el nivel de reciclaje que se exige para 2035

El sistema de recogida de basura de los pueblos adscritos a la Mancomunidad del Raiguer ha alcanzado cuotas de reciclaje muy altas, bastante por encima de lo que exige la Unión Europea (UE) para el presente. Tal es así que en estos momentos la media de reciclaje es del 67%, un nivel que la UE exigirá sólo a partir del año 2035.

En la recogida selectiva de la Mancomunidad del Raiguer se encuentran agrupados nueve municipios: Alaró, Binissalem, Búger, Campanet, Consell, Lloseta, Mancor de la Vall, Santa Maria del Camí y BinissalemBúgerCampanetConsellLlosetaMancor de la VallSanta MariaSelva

Cada uno de los municipios ha ido llevando a cabo diferentes medidas para mejorar la separación de residuos. El pasado año 2018 se llegó a unos resultados que los responsables técnicos de la mancomunidad valoran como "muy positivos en la mayoría de los municipios, logrando los Objetivos Europeos 2035 respecto a la separación de residuos en el conjunto de la mancomunidad".

Campañas

Las mismas fuentes precisan que "se continúa trabajado en todos los municipios con diferentes campañas de forma continua, sobre todo en aquellos que todavía no han logrado los resultados previstos".

Una de las claves a destacar especialmente del sistema que se utiliza es la exitosa implantación de la 'bolsa roja'. Es la que se utiliza para verter los residuos que se destinan a incineración; es decir aquellos que no son reciclables. Esta bolsa se debe adquirir y sólo se suministra un determinado número a cada hogar.

La responsable técnica medioambiental de la mancomunidad, Joana Maria Cerdà, apunta que "se ha visto que ha dado más resultado el pago por generación de residuos para incinerar que si sólo se aplica la bonificación por reducción".

Medidas

La responsable manifiesta que "el problema es confiar sólo en la voluntad de los usuarios. Sólo aplicando un programa donde el reciclaje se realice voluntariamente no consigue que se llegue a los niveles exigidos. Ha sido preciso imponer una serie de medidas de obligado cumplimiento para conseguir la cuota que se ha logrado".

Binissalem es el municipio del Raiguer que recicla más cantidad de residuos con el 84 por ciento del total que genera. Por contra Selva es el que va a la cola con sólo el 32 por ciento. Cerdà explica que "Selva tiene el problema de que aún no cuenta con un parque verde y que convive el sistema de recogida puerta a puerta con el de contenedores fijos, por eso está un poco a expensas de la libre voluntad de los ciudadanos".

Sin embargo, a este éxito de la mancomunidad de Inca, que gestiona su propia recogida, le pone un pero importante. El concejal de Servicios Municipales de la capital comarcal sostiene que "existe un turismo de la basura de los municipios de alrededor, acogidos al contrato de la mancomunidad. Muchos vecinos de estos pueblos trabajan en Inca o pasan por la ciudad y aprovechan para llevarse la bolsa de basura y dejarla en nuestros contenedores o en cruces de caminos".

Compartir el artículo

stats