Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Llorenç Garrit: "Para mí lo popular es una payesa y no David Bowie, huyo de un arte elitista"

Las obras de su colección 'PopLand' inaugurarán este próximo sábado la reapertura de una galería en Bremen

Llorenç Garrit en su Estudi Garrit, en la calle des Rafalet de Santanyí.

Llorenç Garrit en su Estudi Garrit, en la calle des Rafalet de Santanyí. T. O.

"Soy una persona tranquila, me gusta mucho estar en mi estudio, disfruto con mi trabajo, también de las buenas conversaciones sobre temas filosóficos y políticos, y en cuestión de arte me considero muy trabajador, inquieto, dinámico, en continua creación". Llorenç Garrit (Santanyí, 1981) ha protagonizado ya medio centenar de exposiciones, entre individuales y colectivas: Nueva York, Barcelona, Donostia, Palma... Y ha obtenido distintos premios.

P Obra suya para la reapertura de una galería en Bremen, Alemania, este próximo sábado, 16 de marzo. ¿Cómo ha surgido?

R Se trata de una galería que ahora cumplía un año de su cierre por defunción de su antiguo propietario, y su compañero, colega de trabajo, retoma la actividad y promueve una gran fiesta para la reapertura. A través de un promotor cultural, Roman Hillman, que vive aquí, en Mallorca, me puse en contacto con esta Galerie 64 de Bremen. Le encantó mi obra y pensó que sería muy adecuado que fuese una exposición mía para celebrar la reapertura.

P ¿Cómo consiguió relacionarse con estas personas?

R Mediante el Canal'Art de Santanyí. Hillman y Nermin Goenec, que realiza performances musicales, hace un año me pidieron participar y nos conocimos. Visitaron mi estudio, les gustó mucho mi obra y se pusieron en marcha iniciativas. Nermin musica poemas inspirados en mi obra y, así, nos conjuntamos y ofrecemos algo más que una sencilla exposición. Y este próximo sábado también habrá performance en Bremen.

P La colección, obras de arte que usted presentará, se titula 'PopLand'. ¿Cómo la define?

R Una visión de las Illes Balears, y Mallorca en concreto, muy personal. Siempre cuento la misma historia: un día hablando con Antoni Vidal Ferrando, el poeta, con quien a menudo hacemos unas charlas filosóficas y políticas, me comentó que pese a que quiera hablar de las mismas cosas que se hablaban en el siglo XIX, ya no las podemos escribir igual, las tenemos que escribir como en el siglo XXI. Y eso me hizo reflexionar. Consideré que si quiero hablar de cosas como los paisajes y la payesía debo encontrar un lenguaje nuevo para expresarlo. Y entonces empece a desarrollar lo que se ha convertido en PopLand.

P ¿Cómo se autodefine artísticamente Llorenç Garrit?

R Soy básicamente pintor e ilustrador. También publico cuentos infantiles. Con Andreu Ponç presentaremos la cuarta parte de la historia de Santanyí, clausurando esta colección. Después seguiremos con otros proyectos monográficos. Por otra parte, he publicado En Nil i els seus amics, historieta para que los niños aprendan también inglés, Na Kali fa una volta y Paraules de Ciment. A su vez, he creado etiquetas para vinos de la Vinya Son Alegre e ilustraciones para los libros El viatge del vell unicorn que somiava quimeres y La equilibrista, del escritor Miquel Adrover Caldentey.

P ¿Cuándo empezó a pintar?

R Siendo muy pequeño. Con mi padre ya pintaba un poco y visitaba estudios de pintores, olfateando el olor de la pintura... Siempre he sido un fanático de los cómics, miraba un Tintín o un Astérix y Obélix y pensaba que cada viñeta era un cuadro brutal, y decidí estudiar artes plásticas y diseño en la especialidad de ilustración (Escola Superior de Disseny Illes Balears). De hecho, en PopLand he introducido la ilustración en la pintura. He innovado mi estilo.

P ¿Sus influencias?

R Sobre todo me baso en cómic europeo y pinceladas de distintos tipos de arte, como el arte asiático, la cartelería del sur de Estados Unidos, el Pop Art... Entre mis referentes, George Bess, Moebius, Hergé, Goscinny, Luis Maraver, Maimó, Codorniu, Pascual de Cabo, Andy Warhol...

P Santanyí está de moda, además de por su mercado, por sus artistas, galerías, literatos...

R Pienso que se puede hablar de un movimiento artístico actual. Destacaría también el trabajo de la regiduría de Cultura del Ayuntamiento de cara a la constante promoción cultural.

P El mundo del arte es también conocido por los egos, la dura competencia, los intereses...

R En cierto modo así es. Personalmente creo que cuantos más artistas haya, mejor. Si uno confía en su obra no tiene miedo.

P Su padre, Cristòfol Vidal, fue concejal de Cultura por el PP y director del Institut d'Estudis Baleàrics. ¿Lleva en la sangre la 'llengua' catalana y la cultura?

R Sí, para mí es básico. Me he criado con un abuelo catalán y el otro, de Santanyí. Siempre he bebido y valorado las tradiciones propias. El arte es todo y nada al mismo tiempo. Yo soy una persona que necesita crear y nunca me he llevado muy bien con la autoridad, tengo mis propias ideas y me gusta investigar, experimentar y absorber conocimientos continuamente. Para mí el arte ha sido una fantástica válvula para no sentirme nunca frustrado. Es una profesión muy dinámica y una herramienta para defender de la forma que uno quiera muchas cosas.

P ¿Cómo animaría a los jóvenes a pintar, crear, expresarse?

R Les diría que deben crear su propia personalidad, que sean ellos, que aprendan pero que después se expresen a su manera, que busquen su estilo. Hay muchas personas oportunistas, intereses comerciales y obras que son un auténtico horror, un insulto. Por otro lado, yo no quiero que mis obras estén acompañadas por un texto metafísico para que la gente las pueda entender, esto es porque no has sabido explicar lo que querías decir. No sabes, no te expresas bien.

P ¿Una aspiración artística principal de Llorenç Garrit?

R Crear un tipo de arte, un tipo de lenguaje, popular, quiero que todas las personas puedan acceder a mi arte y les guste. Para mí lo popular es una payesa y no David Bowie, huyo de un arte elitista.

P ¿Algún proyecto de futuro que pueda explicar?

R Se encontró el diario de a bordo de un intento de primera vuelta a Mallorca con el llaüt recreativo Sant Miquel, en 1899. Fueron nueve santanyiners que se aventuraron. Sebastià Agustí Adrover encontró los textos y los ha transcrito, hay recetas, contextualización histórica, etc. Y yo he pintado toda la costa mallorquina de cabo a rabo. El libro ya está en maquetación. Lo publicará El Gall Editor.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats