Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sa Bassa

Problemas con los okupas de una finca de Cala Millor

Algunos propietarios y arrendatarios de pisos situados en una finca entre las calles Sol Naixent y Vinya del Mar de Cala Millor (en la parte 'serverina' del núcleo costero) no entienden como ni Bankia (propietaria de uno de los bloques) ni el Ayuntamiento "hacen nada para proteger a los inquilinos que tenemos que aguantar todo esto", explican en referencia a los okupas que desde hace unos meses se han 'instalado' en las viviendas, conectando la luz y el agua de forma totalmente irregular "y dando muy mala imagen a la zona". Estos propietarios temen que las familias trabajadoras "que cada mes pagar a duras penas su alquiler", decidan marchar ante la situación, que deja además suciedad, fuegos para calentar la comida en zonas comunes y algunos ruidos a horas intempestivas. "Existe una sensación de inseguridad evidente", añade Francesc Riera, uno de los titulares de los inmuebles vecinos a los okupados, "por lo que hemos tenido que instalar alarmas".

Burofax a Bankia y al ayuntamiento de Son Servera

Son Servera

De hecho Riera ya ha enviado sendos burofax tanto a la oficina local de Bankia como al ayuntamiento de Son Servera informándoles de la situación y de la consecuente devaluación tanto de los pisos como del entorno. "Incluso sabemos que dentro hay una persona que actua de forma 'mafiosa', realquilando fraudulentamente a 300 euros estas viviendas okupas, que están conectadas a la red pública de electricidad y a Aguas Son Sard de forma ilegal". De momento todos son palabras burocráticas sin que haya habido por el momento un contacto directo con los propietarios afectados por este desgaste físico y emocional.

Compartir el artículo

stats