05 de febrero de 2017
05.02.2017

Marratxí suena a sinfonía

El municipio cuenta con dos orquestas sinfónicas, una para jóvenes músicos de entre 15 y 23 años y otra en la que sus componentes forman la cantera del futuro a partir de los cuatro años de edad

07.02.2017 | 01:32
Marratxí suena a sinfonía
Marratxí cuenta desde hace tres años con una orquesta sinfónica. Su singularidad radica en que no la forman profesores ni intérpretes experimentados. Quienes la integran son jóvenes músicos con edades comprendidas entre los 15 y los 23 años. Ellos son los verdaderos protagonistas, 45 en total, de la Jove Orquestra Simfònica de Marratxí, capaces de extraer de sus instrumentos unas notas que pueden emocionar, alegrar o hacer reflexionar a los centenares de espectadores que acuden a cada uno de sus conciertos.

Los jóvenes intérpretes actúan bajo la batuta de Pep Corbalán Llabrés (Palma, 1979), titulado superior de guitarra en el Conservatori Superior de les Illes Balears y autor de varios libros didácticos dedicados al mundo de la música clásica y de la guitarra. También es el director de la escuela de música Nostra Terra de Son Ferriol y del Obrador de Música de Marratxí, con sede en es Pont d'Inca. El Obrador abrió sus puertas en 2011 y es el lugar donde ensaya todos los sábados por la mañana la Jove Orquestra.

La creación de la Jove Orquestra sinfónica fue "una idea de los componentes de la banda de música del Obrador", explica Alba Ruiz, componente de la sección de vientos. "Formar la orquesta –continúa– fue una iniciativa de los músicos que formábamos la Banda de Música del Obrador, me gustó la idea y me apunté". Un camino que siguieron el resto de componentes de la banda. Daniel Fernández, de sa Cabana, toca el fagot y presume de ser "componente de la orquesta desde su creación en 2014".

Durante el ensayo del 28 de febrero, la palmesana Maria Planas, integrante de la sección de instrumentos de cuerda, explica que se informó de la existencia del Obrador y de la Orquestra a través de una amiga con la que estudiaba en el conservatorio: "Visité el Obrador y me quedé". Carga con uno de los instrumentos más voluminosos de una orquesta: el contrabajo.

Cuando se les pregunta qué sienten y cuál es su estado de ánimo antes de ofrecer un concierto y frente a un público expectante, todos coinciden: "No tenemos nervios, nos sentimos orgullosos de lo que hacemos y satisfechos al ver la cantidad de gente que acude a nuestros conciertos. Estamos entusiasmados al mostrar al público el trabajo que hacemos. Los aplausos incrementan nuestras ganas de seguir adelante con más ilusión que nunca".

En 2015 nació la Orquestra Escola. La forman niños y adolescentes de entre 4 y 15 años y sirve de cantera a la formación de los mayores. Todos los componentes de la Orquestra Escola tocan instrumentos de cuerda (violín, viola, violonchelo, contrabajo y arpa). Fue creada por iniciativa del director de la Jove Orquestra Simfònica. Sus componentes ensayan en conjunto o por secciones con el respaldo del equipo docente y músicos de la orquesta mayor.

Los pequeños ofrecen una media de tres conciertos por temporada, además de integrarse en el ámbito formativo de la plantilla de la formación principal para conciertos en los que se necesita reforzar algunas secciones.

En la clase de instrumentos de cuerda que imparte la profesora Lourdes Pons, hablan dos de sus alumnas. Lucía Gavilón, natural de Alaró, comenta que su afición nace de las actividades desarrolladas en el centro escolar de su pueblo, donde se apuntó a violín. La profesora Lourdes Pons la invitó a participar con la Orquestra. Cada fin de semana se desplaza con el violín desde Alaró para participar en el conjunto y continuar con su formación.

Su compañera Holaya Simón, residente en Palma, relata que se enteró de la existencia del Obrador de Música y no se lo pensó "dos veces" para apuntarse a las actividades musicales

Los conciertos son importantes y el momento cumbre para cualquier músico. Pero Pep Corbalán sostiene que la asociación sin animo de lucro que tutela la Jove Orquestra Simfònica de Marratxí tiene objetivos que trascienden la mera ejecución de las obras.

Entre estos objetivos más generales destaca el de hacer crecer el interés por la música en todos los ámbitos y lograr que se convierta en un patrimonio cultural al alcance del mayor número posible de ciudadanos. También se pretende que crezca la curiosidad de los más jóvenes ofreciéndoles músicas más próximas a sus intereses, como pueden ser las bandas sonoras, consideradas los clásicos del ultimo siglo.

Entre los objetivos internos, los dirigidos a los miembros de la agrupación, destaca el de dar a conocer el repertorio sinfónico y de cámara. También el de ofrecer una propuesta de ocio y formación que les ayude a leer e interpretar música en grupo y proporcionar a los jóvenes la posibilidad de integrarse en un proyecto artístico común en el que todos son importantes, ayudarles en su desarrollo como ciudadanos y construir su personalidad artística, promocionar a los jóvenes músicos que demuestren capacidades interpretativas extraordinarias, ofreciéndoles la oportunidad de actuar como solistas.

El objetivo social de la Jove Orquestra Simfònica de Marratxí es la reivindicación de los conciertos de música clásica como una actividad propia de nuestra cultura, llevarla a lugares donde su ejecución es poco común o interpretar nuevos repertorios, entre los que se incluyen los de jóvenes compositores.

Desde el año de su creación, esta orquesta ha ofrecido numerosos conciertos en la isla. La mayoría de ellos en Marratxí, como los de año nuevo de 2016 y 2017. En el escenario de la parroquia de Sant Marçal, incluyeron las piezas tradicionales de estas citas musicales, desde el Bello Danubio Azul hasta la Marcha Radetsky. En la Sala Dante interpretaron temas del grandes musicales modernos como El fantasma de la ópera o Les Misérables, junto con el coro escénico Max. En marzo de 2015 actuaron en la iglesia de Campanet. En mayo de 2015 tocaron junto a los alumnos de la Escuela de Teatro Musical Rafel Brunet. En junio de 2015 ofrecieron el musical Annie en el teatro Xesc Forteza de Palma.

La possessió de Bella Vista de Esporles, el Castell de Andratx y la iglesia de Santa Teresita de Son Armadans, el pasado 7 de enero, son otros escenarios que ha pisado la agrupación musical.

Como despedida Pep Corbalán, el entusiasta director de la Orquestra marratxinera, comenta que son los propios componentes de la formación quienes eligen el repertorio para los futuros conciertos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine