03 de febrero de 2017
03.02.2017

La línea de tren será eléctrica hasta Manacor en abril de 2018

La conselleria de Movilidad calcula que en dos meses podrán empezar las obras, que durarán un año

03.02.2017 | 01:32
Trabajos de la electrificación del primer tramo entre Palma y la estación de Enllaç.
El tren a Manacor será eléctrico en abril de 2018. Así lo ha planificado la conselleria de Movilidad, Territorio y Energía, que tras la adjudicación de las obras a la UTE formada por Siemens, Man y Sampol, prevé que los trabajos efectivos puedan empezar en un plazo de dos meses y las obras tengan una duración aproximada de doce, con lo cual la línea que va desde la estación de enlace (cerca de Inca) hasta la de Manacor estaría lista antes del verano de 2018, según ha confirmado esta semana el propio conseller, Marc Pons.

"El tramo de Manacor es el que en estos momentos está más avanzado, tras el cual vendrá el que llega a sa Pobla. Entre las dos electrificaciones estamos hablando de una inversión de más de 50 millones de euros", señala Pons, que recuerda que por ahora "se están cumpliendo todos los tiempos para que sea realidad antes de verano de 2018, con lo cual los usuarios dispondrán de vagones más cómodos y de mayor calidad con respecto a los diesel actuales, y no tendrán que hacer ningún trasbordo desde Palma". Todo ello permitirá que Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) pueda reducir en al menos cinco minutos la ruta actual entre la capital y Manacor.

El proyecto de electrificación del tramo, que tiene un presupuesto de 25 millones, prevé la construcción de cuatro subestaciones de tracción y cinco centros de transformación. Se colocarán hasta 31 kilómetros de catenaria flexible en vía única, con la pertinente adecuación de los servicios afectados con líneas eléctricas y telefónicas y la instalación de un tendido de fibra óptica.

Más de seis años después

Además, con la electrificación, según apunta la UTE, se favorece la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera en hasta 632,7 toneladas anuales, así como una importante reducción de emisiones acústicas.

El proyecto de electrificación de todas las líneas pendientes no cuenta con ningún tipo de financiación estatal, cuyo convenio con el Govern en materia ferroviaria está aún pendiente de ser renegociado con el nuevo ministro Íñigo de la Serna. "En este caso se pagará con la ayuda del 40% de fondos europeos (Fondo de Desarrollo Regional (FEDER)), mientras que el 60% restante es aportado por el propio Govern, ya que considerábamos que debíamos aprovechar esta oportunidad", ratifica el conseller.

El nuevo proyecto arranca después más de seis años de la electrificación de Palma al Enllaç de Inca (iniciado en 2010 en 34 kilómetros de vía) y del parón en los dos ramales pendientes a Manacor y sa Pobla. Como en aquella ocasión, donde se colocaron hasta 1.700 postes, está previsto que se coloque la catenaria en ménsulas colgadas a 2,5 metros en un poste de acero galvanizado de entre cuatro y seis metros. Está previsto, obviamente que todos los trabajos de electrificado de la línea se lleven a cabo durante la madrugada.

Para colocar los postes se utilizará un tipo de máquinas especiales llamadas pilotadoras, que lo que hacen es, mediante un brazo cilíndrico hueco de unos 75 centímetros de diámetro, perforar el lecho del suelo hasta la profundidad necesaria. Un hueco que después se rellena de hormigón y armazón de hierro, sobre el que después se saca el artilugio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine