Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salsa picante con sabor 'solleric'

El valle comienza a producir su propia versión de la salsa de ´tabasco´ a partir de pimientos cultivados en el municipio

Cultivo de los pimientos usados para la salsa. La etiqueta reproduce el valle de Sóller.

Fruto del cultivo de sus propios pimientos en su huerto particular, el solleric Miguel Ángel Martínez acaba de lanzar al mercado una salsa picante que ya se puede adquirir en varias tiendas de comestibles de Sóller. Es el tabasco a la sollerica que en tiempos como los actuales, marcados por las bajas temperaturas, quita el frío a cualquiera por la intensidad del ardor que provoca en el paladar de quien lo saborea.

La salsa que ha elaborado en casa ya cuenta con el registro sanitario pertinente que certifica que es apta para la salud. Cuenta con dos variedades de producto para así atender las preferencias de aquellos que les gusta el picante o, para los más atrevidos, el sabor extra picante.

Según narra el creador del producto, la idea de elaborar la salsa nació tras realizar varios viajes a Brasil con su mujer Regina Peres, que también colabora en la iniciativa, un país donde el consumo de guindillas y otros productos que echan fuego por su escozor es algo muy habitual en las mesas. A partir de ahí "fuimos probando en casa hasta que dimos con un tipo de salsa que creo que va a gustar". La receta es secreta, pero entre sus ingredientes figuran la guindilla, el vinagre, la sal y las especias.

La iniciativa fue tomando forma y antes de lanzarla al mercado local fueron los amigos del inventor solleric quienes probaron el producto.

Después de que la idea cuajara "con el boca a boca" la cosa fue a más y desde principios de año el producto se comercializa en pequeños envases de tres tamaños diferentes.

Dos tipos de salsa

Para probar su aventura empresarial, Miguel Ángel Martínez, ha lanzado dos tipos de salsa picante que ha bautizado bajo el nombre de "Salsa picante casera Martínez".

Una de ellas tiene un color verdoso y está elaborado a partir de pimientos de la variedad "serrano". El autor asegura que "es la menos picante y tiene un sabor suave". En la escala de picante que va del 1 al 10 ostenta el puesto número 4.

La otra salsa es de color rojo y para que no haya dudas sobre los efectos que produce la intensidad del picante su nivel es de 6 sobre 10. Está elaborado a partir del pimiento "piquín" y esa ya sí "es picante". "Primero la tomas y notas como después, poco a poco, vas sintiendo como el picante se aprecia cada vez más", asegura el elaborador de este producto.

La experiencia comercial de la salsa está en una fase inicial "y según cómo vaya, irá a más", explica. Así, ha elaborado una producción inicial de 500 botellines "y espero que se vendan bien. Así de cara al próximo año la producción podría ser más elevada y con ello se abaratarían los costes", asegura el productor de salsa picante. Otro proyecto en mente es el de crear una tercera variedad del producto todavía mucho más ardiente, para quien le guste el picante de verdad lo paladee con toda intensidad con una salsa que cuenta con un sabor muy solleric.

Compartir el artículo

stats