Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comarcas

El Consell licita el contrato del albergue y comedor para los 'sin techo' de la part forana

El IMAS saca a concurso la gestión de la acogida tras el fin del contrato con la Fundació Trobada de Manacor

El Institut Mallorquí d'Afers Socials (IMAS) sacará a concurso por primera vez un servicio de comedor para las personas en riesgo de exclusión de la part forana. Se trata de una oferta de atención social que irá asociada también a un albergue para los sin techo, servicio que se ofrece actualmente en Manacor, bajo la gestión de la Fundació Trobada, cuyo contrato acabará en los próximos meses.

Según el último recuento oficial realizado por la Xarxa d'Inserció Social, que data del año pasado, en Mallorca viven 156 personas de manera permanente en la calle. La mayoría (131) se encuentran en Palma, cuatro en Son Banya y el resto (21) en la part forana.

Sin embargo, como recordó ayer la directora insular de Inclusión Social, Teresa Vallespir, estas cifras "están por debajo de lo que es la realidad", a tenor de lo que informaron en su momento las entidades que colaboraron en el mencionado recuento.

La cantidad total de la licitación, que incluye tanto el servicio de acogida como el de comedor, asciende a 445.314 euros por un periodo de dos años prorrogable otro bienio. El plazo de presentación de ofertas concluirá el próximo 24 de enero.

Las bases de la convocatoria para las empresas licitadoras establece que el servicio que se necesita contratar debe prestarse preferentemente en un municipio de Mallorca de más de 20.000 habitantes, valorándose de forma especial que sea capital de comarca, lo cual reduce el abanico de opciones a términos como Manacor, Inca, Marratxí, Llucmajor o Calvià.

"La idea es que sea un municipio capital de comarca, mejor conectado con los pueblos de su entorno y con más recursos para favorecer la inclusión social", señaló Vallespir.

25 plazas

Por lo que se refiere al servicio de albergue, éste deberá contar con 25 plazas, que se reservarán para "personas en situación o en riesgo de exclusión social, mayores de edad y de ambos sexos, que no tengan techo". La infraestructura que se ofrezca debe contar con unos mínimos en cuanto a instalaciones: dormitorios, baños separados para hombres y mujeres, sala de estar, cocina, duchas y consigna.

El albergue deberá estar operativo 24 horas al día durante todo el año, y el tiempo de estancia de cada usuario deberá determinarse en función del plan individual de intervención realizado para cada interno.

Usuarios del albergue

La directora insular de Inclusión Social señaló que la novedad de la convocatoria radica en el servicio de comedor, que se prestará en el mismo centro de acogida y que será preferentemente para los usuarios del albergue, pero también, llegado el caso, para otras personas en riesgo de exclusión.

Vallespir anunció que el objetivo del Consell es ir abriendo más centros de acogida con estas características en la part forana, para que complementen así la oferta que se presta en Palma, donde se concentra la mayoría de sin techo de la isla.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats