Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inca / Maria

La cosecha de almendra se adelanta y está bastante afectada por la sequía

Asaja calcula que el precio del almendrón se pagará unos 3 euros más barato que en 2015 - Muchos almendros viejos están muriendo afectados por los hongos - La almendra es menos pesada debido al estrés hídrico que sufren las plantas

Un payés de Inca varea las almendras que han quedado tras recogerlas con máquina. Pep Córcoles

La cosecha de almendra viene adelantada este año debido a la alta temperatura pero la producción se prevé menor, según explica el gerente de Asaja, Joan Simonet.

La sequía prolongada ha afectado en gran medida a los árboles y el fruto será de peor calidad. Simonet explica que muchas almendras tendrán menos peso porque la planta ha padecido y eso se traduce en una menor rentabilidad para el productor.

Además de ello se calcula que el precio del almendrón este año puede oscilar entre 5 y 5,5 euros por kilo. Haciendo una extrapolación eso significa que puede rondar el 1,5 ó 1,7 euros por kilo de almendra sin pelar.

Estos precios se situarían bastante por debajo de los pagados el año 2015, pues oscilaron entre los 7,5 y los 8 euros por kilo de almendrón, según las cifras que maneja Asaja. Esto supondría una merma de casi unos 3 euros por kilo.

La menor producción de este año viene dada por varios factores. Evidentemente la sequía es uno de ellos, pero también la reducción del número de árboles. Dice simonet que "muchos almendros se mueren a causa de su vejez, debilitados, y por tanto susceptibles a enfermedades". Por otra parte el experto señala que "las plantaciones jóvenes aún no tienen la suficiente producción como para suplir lo que va desapareciendo".

Árboles muy viejos

Según Simonet "el principal problema que tiene el sector de la almendra es que la mayoría de árboles son muy viejos. Antiguamente era un cultivo complementario en tierras de cereal o pastos. Como la almendra tenía buen precio se cuidaban bien y se reponían las faltas, pero eso se hace ya muy poco".

Llama la atención que los algarrobos o las higueras, aun siendo igual de viejos aguanten y no el almendro, pero eso es porque, según Simonet, "se trata de especies más longevas".

"Entre el 70 y 80% de almendros van a morir en pocos años", afirman agricultores y expertos en el sector. Hay que tener muy en cuenta que una mala cosecha de cereales y leguminosas provoca la pérdida de una añada, en el caso de los almendros se pierden más de 30 años. La devastación producida en estos árboles se da en todas las zonas de Mallorca, de manera más severa en las llamadas terres primes; tanto el Pla como el Raiguer y Llevant ven como van desapareciendo los almendros de manera rápida.

El principal culpable de esta mortandad es, sin duda alguna, el llamado hongo de la madera que empezó en la zona de Llevant y se ha extendido rápidamente por toda la isla, otros causantes son: la elevada edad de los almendros, el poco cuidado que reciben un gran número de estos árboles desde hace 40 ó 50 años en algunos parajes debido a los bajos precios que los payeses han tenido que soportar y, por supuesto, la sequía, pero en menor medida de lo que se cree ya que los almendros sanos son árboles muy fuertes que siempre han resistido largos periodos de sequedad.

Sector

Ahora, por la zona del Pla puede verse como muchos terrenos quedan sin que se vareen las almendras del árbol. Los payeses están un tanto molestos con la gestión de la Conselleria, "Estamos viendo como algunos sectores de la agricultura están recibiendo ayudas por parte de la administración, algo que celebramos y nos alegra, ya que también son necesarias. Pero no tenemos constancia que exista ningún plan de actuación sobre el problema de la enfermedad del hongo de los almendros". "Nos tienen abandonados y la imagen que se está dando con este árbol, que siempre ha sido un modelo en nuestro paisaje rural, es muy triste; la mayoría están amarillos y con las ramas secas y un gran número de ejemplares que ya han sido arrancados", comenta un grupo de agricultores de Maria.

Compartir el artículo

stats