Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Eugènia

'Al·lots pagesos', una asociacion de cinco amigos apasionados por el campo

Los cinco niños, que no superan los once años de edad, tienen en común su condición de 'taujans' y una pasión por la 'foravila' heredada de sus familias

Cuatro de los cinco miembros de la asociación: Francesc Salas, Guillem Llabrés, Javier Bascuñana y Miquel Ramis. miquel bosch

Los niños Miquel Ramis, Javier Bascuñana, Francisco Salas, Guillermo Llabrés y Toni Garau son los cinco componentes de la asociación Al·lots Pagesos de Santa Eugènia, que ellos mismos fundaron debido a su interés y afición por los trabajos del campo. Todos ellos son de Santa Eugènia y acuden al centro escolar de la localidad. Sus edades no superan los once años.

DIARIO de MALLORCA citó a los chavales para que explicasen esta devoción por las labores del campo, así como los motivos que les llevaron a fundar esta asociación. Únicamente pudimos hablar con cuatro de ellos, ya que Antonio Garau no pudo asistir a la cita. La reunión se mantuvo en una finca propiedad de un vecino en las afueras de Santa Eugènia.

Lo primero que comentaron es que disponen de una parcela que les ha cedido un vecino de Ses Alqueries. Ahora la están adaptando para que, cuando lleguen las vacaciones veraniegas, puedan sembrar la hortaliza de la época como tomates, berenjenas, pimientos o cebollas, regándolas y quitando los hierbajos. A esta labor dedican entre dos y tres horas diarias, observando día a día cómo da fruto su labor y van madurando las distintas hortalizas.

Uno de los momentos más emotivos para ellos es cuando están a punto de recoger el fruto de su trabajo, repartiéndose las hortalizas según sus necesidades o entregando las mismas a sus familiares y también a la gente que les ayuda.

A pesar de su corta edad, tienen claro que con el trabajo del campo no se puede ganar dinero, pero también que si no hay gente que se dedique a ello se perderán muchas de las tradiciones de nuestra isla. "La gente no se dedica a ello ya que no se gana dinero y lo consideran una perdida de tiempo", manifiestan los cuatro al unísono. Continuando con su disertación, dicen que "los niños de hoy en día están mas interesados en las nuevas tecnologías, móviles y tablets, que en las cosas de la naturaleza".

Historias personales

Cada uno de ellos cuenta su pequeña historia, el cómo y el cuándo empezaron a interesarse por el mundo de la payesía. Francesc Salas, ya desde muy pequeño visitaba una posesión de sus abuelos en Sencelles. Ellos le introdujeron en este mundo junto con sus padres, ya que desde que empezó a visitar esta finca le gustaban mucho los trabajos del campo.

Guillermo Llabrés, al igual que Francesc, también se interesó desde muy pequeño por la foravila. Vive en medio del campo y su padre le ha enseñado a labrar, así como otras labores agrícolas, y su abuelo era pastor. Es un trabajo que le gusta mucho.

Por su parte, Javier Bascuñana no ha seguido el mismo camino que sus amigos, sino que empezó a interesarse por los trabajos del campo cuando conoció a Miquel Ramis, y poco a poco un mundo que en un principio no le gustaba ha acabado por engancharle y ahora se ha convertido en un miembro más de esta asociación.

En cuanto a Miquel Ramis, es el artífice de esta asociación, y ya es popularmente conocido gracias a un documental del cual fue protagonista. Tiene un gran interés por el mundo del pastoreo.

Los cinco amigos cuentan con el respaldo de sus padres y también con gente del mundo de la payesía, quienes les enseñan y guían en esta iniciativa de dedicarse, aunque sea de manera provisional, al campo. Todos continúan con sus obligaciones escolares y también tienen claro que no saben qué les puede deparar el futuro y si podrán continuar ya como profesionales del campo o simplemente todo se quede como una pasión de juventud. Al menos les servirá para haber aprendido las dificultades del trabajo en el campo.

Compartir el artículo

stats