Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un linaje de militares y terratenientes

El mausoleo del tercer marqués en la Seu.

El mausoleo del tercer marqués en la Seu. Lorenzo

El Marquesado de la Romana -topónimo que hace referencia a un municipio alicantino- es un título nobiliario que se remonta a mediados del siglo dieciocho. Lo concedió Felipe V a José Caro y Roca. En Mallorca, alcanzó una gran fama el tercer marqués de la Romana, Pedro Caro Sureda. Fue un destacado militar de los tiempos de la Guerra de Independencia y desempeñó un papel estratégico en el combate contra las tropas napoleónicas.

Caro Sureda llegó a ser Capitán General de los Reales Ejércitos y jefe del quinto Ejército en campaña, como recuerda el cronista oficial de Palma, Bartomeu Bestard. Murió un 23 de enero de 1811, en Portugal. Y fue enterrado en Palma con todos los honores, con funeral incluido en la Catedral. Los sucesivos marqueses de la Romana fueron grandes terratenientes del municipio de Ponent. Como se puede leer en el estudio 'Calvià en la época contemporánea', de A. Vives Reus y del departamento de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento, "en 1863, únicamente tres personas eran propietarias del 66% de las hectáreas del municipio". Y una de ellas era el Marqués de la Romana, que contaba entre sus dominios con prácticamente todo Bendinat y Peguera.

Compartir el artículo

stats