En Maria no hubo sorpresas. El pacto de centro izquierda que estaba atascado desde el principio no se produjo. El PI, el PSIB y Més, con dos ediles cada uno, votaron a sus respectivos candidatos. El PP votó al suyo, Toni Mulet, que al ser la lista más votada, se quedó con la vara de mando. Durante las intervenciones hubo recriminaciones entre los tres partidos que no han podido sellar un acuerdo. biel bergas maria