Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sa Fira des Dijous

El punto negro, negrísimo, de la calle Pau

Los 'cuculls' son tan exquisitos como raros .

Los 'cuculls' son tan exquisitos como raros . P. C.

Al final de la calle Pau, en Inca, ante el conocido establecimiento Tejidos Bellver, se ubica el que en teoría es un punto verde. Es decir, un lugar donde se concentran contenedores de reciclaje y de basura para que los ciudadanos puedan verter sus residuos de forma civilizada y favoreciendo la protección del Medio Ambiente. Bueno pues, de punto verde no tiene más que el nombre. Es realmente un punto negro; un rincón de malos olores, de indisciplina y de suciedad. Situación que se agrava más los jueves, cuando la fireta del Dijous, con su imagen de payesa y artesanal, se instala en los alrededores soportando la inmundicia producto del incivismo. La misma propietaria de Tejidos Bellver sostiene que "es indignante pues el suelo esta pringoso de los jugos de la basura y el aspecto denigrante pues la gente ni se molesta en depositar los residuos en los contenedores". Y lo bueno es que hay cámaras de vigilancia. ¿Qué esperan a poner sanciones?

La planta del ajo saca un brote que con el tiempo se convierte en inflorescencia. Sin embargo, cuando es tierno, en Mallorca, se extrae y se consume bajo el nombre de cucull. Tradicionalmente se consume hervido con patata y otras verduras. Ayer se vio un sólo puesto con esta delicatessen en el mercado del Dijous, el de Cati Alzamora, de Muro. Iban a ocho euros el kilo.

Compartir el artículo

stats