El PI (tres concejales electos), Més (dos ediles) y Socialistes Independents (otros dos) llegaron ayer a un acuerdo por el cual Tolo Moyà Ferragut (PI) será el nuevo alcalde de Lloseta. Por su parte, Més se hará con el cargo de teniente de alcalde.

Los grupos lograron finalmente desencallar el pacto. El principal punto de desencuentro radicaba en que el PI proponía ostentar la alcaldía durante los cuatro años, mientras que Més reclamaba un año para su grupo.

Horas antes, por la mañana, las formaciones llegaban a un "principio de acuerdo" para gobernar el ayuntamiento de Lloseta, aunque sin cerrar el pacto y posponían su desenlace hasta después de la Fira de la Sabata de este fin de semana, si bien este llegó finalmente ayer tarde.