Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comisión informativa

Calvià anula concesiones de juegos flotantes de pago en las playas

El Ayuntamiento rechaza las alegaciones de una empresa por dejar sin efecto la adjudicación de las instalaciones en Santa Ponça y Magaluf

Los juegos flotantes, un elemento recreativo en entredicho. DIARIO DE MALLORCA

Los parques flotantes de juegos no llegaron para quedarse en las playas de Calvià. Un año después de su entrada en funcionamiento y tras quejas vecinales y de los bañistas por su impacto visual, el Ayuntamiento comienza a rescindir concesiones para instalar estas plataformas. Para empezar, anula las adjudicaciones que estaban previstas en la playa grande de Santa Ponça y en un tramo de la de Magaluf.

Así consta entre la documentación que hoy se expone en la comisión informativa municipal, en la que se informará de que el Ayuntamiento ha rechazado las alegaciones presentadas por una empresa contra la decisión de dejar sin efecto la adjudicación.

Después de los casos de Santa Ponça y la zona litoral conocida como Magaluf I, la previsión del departamento municipal de Litoral es que no haya plataforma de juegos flotantes en la playa del Oratori de Portals Nous. Este caso originó el año pasado varias críticas vecinales por el impacto que suponía una estructura de esas dimensiones en un arenal tan pequeño. La intención del Ayuntamiento es que tampoco haya en el otro tramo de la playa de Magaluf.

410.000 euros

El pasado mes de agosto, el ayuntamiento de Calvià adjudicó la concesión para instalar nueve plataformas de juegos acuáticos en ocho playas del municipio. El importe total de la adjudicación ascendió en aquel entonces a 409.975 euros. Las playas donde se dieron autorizaciones para esta oferta recreativa fueron las de Palmira, Torà (Peguera), Santa Ponça, Magaluf (en sus dos sectores), Son Maties, Palmanova, es Carregador y Oratorio (Portals Nous). Los parques de juegos flotantes no son gratuitos, como sucedía con los equipamientos que colocaba el ayuntamiento de Calvià en las playas hasta hace unos años, que consistían en unos juegos básicos (con toboganes y trampolín), que los bañistas empleaban también para tomar el sol. En las nuevas plataformas que se instalaron en el litoral, sin embargo, hay que pagar una entrada. Dependiendo del modelo, las plataformas cuentan con diversos juegos, como una cama elástica, columpios, rampas para escalada, toboganes, trampolines y juegos de salto de altura, entre otros elementos. Para autorizar estas instalaciones, el ayuntamiento de Calvià tuvo que negociar previamente con la conselleria de Medio Ambiente del Govern, dado que existía una disposición normativa que prohibía los juegos lucrativos flotantes en Balears. Este apartado se revisó y ahora se permiten.

Compartir el artículo

stats