La temporada de llampuga -que en castellano realmente se denomina dorado y cuyo nombre científico es: Coryphaena hippurus- sucede inmediatamente a la temporada de langosta. Es otra de las campañas importantes para la renta de los pescadores. Tanto es así que este año, sólo uno de los puestos pesqueros de Mallorca (Porto Cristo) no la captura este año.

Para la campaña de este año se han inscrito un total de 42 embarcaciones que corresponden a los puertos de Palma, Andratx, Sóller, Pollença, Alcúdia, Cala Rajada, Santanyí, Porto Colom y Colònia de Sant Jordi. Los principales puertos llampuguers son: Cala Rajada, que captura casi el 50% de todo el pescado; Alcúdia y Palma.

Cabe destacar que con tan sólo ocho días de pesca se llevan capturados 9.537,38 kilos de este preciado pescado azul. Y aunque eso supone 2.358 kilos menos que el año pasado en los mismos días, no cabe alarmarse pues los pescadores sostienen que se ven muchas señas de pescado en los caladeros. Tampoco sería excepcional que hubiera una bajada general ya que la campaña pasada fue especialmente generosa en capturas.

Antoni Garau, secretario de la federación de Cofradías de Balears sostiene que "es pronto para evaluar si el comienzo es bueno o no porque, por ejemplo, sólo entre el lunes y el martes se pescaron 4,5 toneladas; es decir casi la mitad de todo lo que se lleva pescado".

Otro dato es que existen cupos por embarcaciones, lo cual también influye. Este año se pueden pescar un total máximo de 200 kilos por día y barca.