Un año más, Ariany honró a su patrona, la Mare de Déu d´Atotxa. Sobre las ocho de la mañana de ayer se celebró la peculiar tradición de la recogida de ´alfabeguera´ (albahaca) a cargo de los Obrers de la Mare de Déu d´Atotxa acompañados por l´Esbart d´Auberg y los ´xeremiers´. A las 11 se inició el oficio solemne, durante el cual se entregó la verde, estival y aromática planta. Actuaron el coro parroquial y la ofrenda fue, nuevamente, con los ´balladors´ de l´Esbart d´Auberg. Este año la ´alfabeguera´ de mayor tamaño midió 4,710 metros de circunferencia y 1,500 de diámetro. La vecina reconocida, Isabel Sansó. Dentro del templo no faltó la típica adoración de la imagen. La jornada se completaba con la presentación del S.D. Ariany y ´play back´ en la plaza. Hoy, últimos actos.