El Consell ha iniciado la limpieza del vertido incontrolado de residuos del camino de Sant Jordi, ubicado entre los municipios de Palma y Marratxí, junto a la carretera vieja de Sineu.

Los trabajos durarán un mes aproximadamente. En una primera fase, las tareas consistirán en retirar los residuos más voluminosos (neumáticos, electrodomésticos, muebles).

La segunda fase será más complicada, puesto que hay restos de obra que contienen amianto. Para ejecutarla, se ha elaborado un plan de seguridad que ya cuenta con la autorización de la dirección general de Trabajo y Salud Laboral.

Obras y Pavimentaciones Man SAU llevará a cabo este trabajo presupuestado en 14.011 euros, mediante un contrato menor. En primer lugar, retirarán el amianto inicialmente visible y, después, el que esté escondido. Esta tarea tendrá una duración aproximada de quince días.

Finalmente, en la tercera fase, se evacuarán los escombros. Esta actuación irá a cargo de la empresa que se encarga del mantenimiento de carreteras de esta zona. El camino de Sant Jordi es de titularidad del Consell de Mallorca.