­Los concejales de la oposición Catalina Esteva y Jaume Servera acudieron ayer nuevamente ante el cuartel de la Guardia Civil en Sóller con el fin de ampliar una denuncia contra el alcalde que interpusieron al entender que el Ayuntamiento había iniciado las obras de la unidad básica de salud sin concurso previo.

Catalina Esteva dijo que "el Ayuntamiento ha llevado a cabo un segundo intento de legalizar una ilegalidad cometiendo otra ilegalidad". Se refería a que el pleno del martes acordó revocar la encomienda de gestión de las obras a la empresa pública Sóller 2010. A ello se le suma que el Ayuntamiento ya está llevando a cabo el proceso de licitación "cuando todavía el proyecto está en exposición pública y no se han modificado los presupuestos municipales para incorporar la partida para sufragar las obras". La construcción de la unidad básica tiene un presupuesto de 275.000 euros.