Unas 300 personas disfrutaron ayer del placer de cocinar (y comer) hasta diecisiete suculentas paellas. Las mismas que las recetas aplicadas por los diversos grupos que acudieron a la cita, organizada por la Assemblea per Sant Joan y que este año cumplía su quinta edición. Se entregaron tres premios al gusto y uno a la mejor presentación. t. o.