La Asociación de Personas con Discapacidad de Calvià (Asdica) se aferra a la solidaridad ciudadana y a un compromiso de subvención por parte del Ayuntamiento de cara a 2014, para garantizarse un balón de oxígeno que les permita sobrevivir hasta finales del año que viene. Eso sí, el presidente de la entidad, Joan Venys, recalca que la situación económica de la asociación no es para echar cohetes y recuerda que únicamente dispondrá de dos trabajadoras a tiempo parcial para impulsar actividades.

Venys destaca la importancia de que, en una reunión reciente en sede consistorial, el alcalde de Calvià, Manu Onieva (PP), y la regidora de Servicios Sociales, Cristina de León (PP), le aseguraran que en las cuentas municipales que el equipo de gobierno está diseñando para el año que viene esté previsto incluir una partida de en torno a 6.000 euros destinada a esta asociación calvianera. "Se trataría de una ayuda importante", señaló el presidente de Asdica. "En los dos últimos años, no tuvimos ninguna ayuda. Y la última que recibimos fue de 3.000 euros", agregó.

A estas cantidades, hay que sumar los aproximadamente 9.000 euros que logró recaudar la iniciativa solidaria #llegaremosatiempo, promovida por un grupo de jóvenes calvianers para recoger fondos con los que salvar la asociación, a través de galas benéficas, sorteos con productos cedidos por famosos y acciones a pie de calle.

Además, siguiendo por este camino solidario, Venys asegura que en las próximas semanas se cerrará casi con toda seguridad un acuerdo con un instituto de secundaria del municipio para que los beneficios de una carrera que organizan cada año se destinen a Asdica.

Los fondos obtenidos mediante las vías antes mencionadas se dedicarán a organizar actividades para los jóvenes de la entidad, como salidas culturales, clases de deporte y realización de cortometrajes.

Los problemas de supervivencia económica de la Asociación de Personas con Discapacidad de Calvià se manifestaron hace unos meses, ante la reiterada falta de convocatorias de subvenciones que solían realizar las administraciones públicas o las cajas de ahorros. Esas convocatorias, aunque quizá no recibiesen el dinero de inmediato, sí que permitían a la directiva de la asociación pedir una póliza de crédito ofreciendo la garantía de que iban a recibir esa cantidad económica.

Asdica cuenta con más de un centenar de socios. La directiva de la entidad siempre ha incidido en una de las vertientes positivas que tiene la organización de actividades, consistente en garantizar también un descanso para los padres de los jóvenes que se encargan de cuidarlos diariamente.