Este pasado martes comenzaron las obras de restauración del rosetón del templo parroquial de Porreres, el mismo que hace unos años sufrió importantes desperfectos provocados por un fuerte vendaval que también afectó a buena parte de la cubierta.

Según ha explicado el aparejador diocesano, Bartomeu Bennàssar, las obras tendrán un coste de 48.000 euros y un plazo aproximado de ejecución de dos meses.

Asimismo se prevé que durante este periodo se cambie el antiguo anclaje que sustentaba las piezas y se coloque en su lugar un aro de acero inoxidable más resistente. Del mismo modo se reimplantarán los trozos de emplomado que el viento destrozó y en la parte exterior se colocará un cristal para la protección integral del rosetón.

Hay que recordar que esta operación está enmarcada dentro de la última fase de las obras de restauración del tejado del templo, que se vinieron ajecutando durante el pasado año con un buen resultado.