-¿Por qué decidió hacerse policía?

-Por vocación. Ya en el servicio militar en la Compañía de la Policía Militar 111, en Santa Cruz de Tenerife, tenía como cometido la seguridad de Capitanía General y escolta del mando militar de Canarias.

-¿Cuántos años lleva de agente en el municipio?

-25 años. Tomé posesión del cargo el 1 de diciembre de 1988. Entonces, la plantilla estaba formada por 13 policías y posteriormente nos incorporamos seis más. En total, 19 agentes.

-Ahora, ¿cuántos son?

-La plantilla actualmente esta formada por 42 agentes en activo y cuatro en segunda actividad con destino, y estructurada por, un inspector jefe, un subinspector jefe operativo, siete oficiales y 33 policías locales.

-En un turno normal, ¿cuántos agentes hay de guardia para todo el municipio?

-El servicio mínimo se compone de cinco agentes y un oficial, pero, como policías, estamos todos disponibles para cualquier incidencia que pudiera producirse.

-Seguro que en esa larga trayectoria hay muchas anécdotas. ¿Recuerda alguna en especial?

-La más reciente está relacionada con el grave y desafortunado incendio forestal ocurrido en Andratx, y que calcinó más de 2.300 hectáreas. En el servicio ordinario (turno de tarde) me encontraba participando en las tareas de desalojo y control de las casas afectadas por dicho incendio, cuando tuve conocimiento por el agente de la central que en el Camí de sa Coma Freda, una vivienda había quedado completamente rodeada por el fuego, y que en su interior había dos personas de avanzada edad, las cuales no podían salir.

-¿Qué hicieron?

-Nos dirigimos al lugar, y atravesamos el camino en llamas con el vehículo oficial, hasta llegar al domicilio, encontrando a estas personas muy nerviosas, y con mucho miedo. Fue tal su alegría que a nuestra llegada se abalanzaron, abrazándose a nosotros, dando las gracias continuamente hasta que llegamos al Ayuntamiento, donde fueron asistidas por los servicios sanitarios. Es una anécdota que me gusta recordar, por ser una de las cosas positivas del devastador incendio.

-¿Alguna intervención que le cueste mucho tiempos olvidar?

-Sí, los fallecimientos infantiles por ahogamiento en las piscinas. Por desgracia, una experiencia desagradable, en la que te invaden los sentimientos de rabia e impotencia.

-¿Cuáles son las principales intervenciones a las que tienen que hacer frente?

-Nuestras intervenciones se centran más en el área de Seguridad Vial, las relativas a las del Policía Tutor, en colaboración con los Servicios Sociales del Ayuntamiento, y por supuesto las intervenciones relacionadas con la seguridad ciudadana, como son los desordenes públicos, la violencia de género€ También las asistenciales, por supuesto, las más gratificantes.

-¿Cómo se prepara un subinspector?

-En el ejercicio de las funciones, debes poseer todas las capacidades del oficial. Es decir: disponibilidad en el servicio, aconsejar y dar apoyo a tus subordinados, valorar la importancia del trabajo realizado por los agentes y su rendimiento, dar instrucciones concretas y transmitirlas correctamente a los policías, para hacerles ver lo que se espera de ellos. Para lograrlo debes actualizar continuamente los conocimientos sobre los cambios de la normativa vigente, que afecta directamente a la labor de la Policía Local.

-¿En qué consiste la labor de un subinspector operativo?

-Es el responsable del área de Seguridad Ciudadana, así como el responsable del área de Tráfico. Debe dictar las instrucciones y órdenes que estime convenientes para el buen funcionamiento de su área. Debe apoyar al inspector jefe en tareas de dirección, y supervisar y coordinar a los oficiales y agentes de servicio, entre otras funciones.

-¿Tiene que entrenar diariamente para estar físicamente preparado por lo que pueda pasar?

-Es necesario estar bien físicamente. Con un programa de mantenimiento y con ejercicio físico habitual. Es imprescindible estar en forma para atender las exigencias de las diversas actuaciones policiales.

-¿Cómo ha ido la prueba piloto del Servicio Policial de Atención al Turista (SPAT)?

-Sinceramente, ha sido muy satisfactoria, la figura del SPAT viene a redefinir la imagen del policía de proximidad. Adapta esta imagen a las necesidades de las zonas costeras. Durante el desarrollo de dicho proyecto se ha llevado a cabo un total de 1.967 intervenciones directas con turistas. Se ha hecho un gran esfuerzo tanto en dotación de material como en formación especifica llevada a cabo, así como la implicación de toda la plantilla de esta Policía, repercutiendo positivamente en la imagen recibida por los turistas, recibiendo unas opiniones sobresalientes por su parte.