Buen ambiente y mucho público en la novena edición de la Fira d´Oficis Tradicionals i Artesania celebrada en Maria de la Salut. Los visitantes se pudieron entretener observando un taller de ximbombes, así como con una amplia exposición de libros de gloses, canto payés a cargo de l´amo en Tomeu des Racó y una interesante velada de gloses con Felip Munar (colaborador de DIARIO de MALLORCA), Jordi Cloquell Artiller, Pere J. Munar Pomer, Antoni Viver Mostel y Miquel A. Adrover Campaner.

Al mismo tiempo, en el polideportivo, el bar Km.0 y el restaurante cas Padrí Toni celebraban una jornada de tapas y cañas con velada musical incluida.

Entre los vendedores, que se congregaron en gran número, había bastantes caras nuevas. Es el caso de Elena y Amparo, ambas de Manacor, que ofrecían comida casera para degustar allí mismo o llevar. "Hace pocos meses que nos dedicamos a este trabajo, las cosas no iban demasiado bien y hay que intentar algunos cambios. Nos dedicamos al cátering y a la comida para llevar. Elaboramos tanto dulce como salado y nos va bastante bien pero aún es pronto para hablar de resultados", explicaban.

Tino y Almudena, de Inca, también acudían por primera vez a la Fira de Maria. "Nos dedicamos a fabricar todo tipo de objetos y bisutería con madera de olivo. Esta feria nos parece muy agradable. Es pequeña, pero acogedora", comentaban.

A su lado, un vendedor manifestaba que el precio del puesto era un tanto desorbitado. "Es muy caro para un tipo de feria como ésta", decía. Tampoco Rosa Maria, de Manacor, había visitado nunca el pueblo y aseguraba que le había causado una buena impresión. En su parada los visitantes podían saborear un excelente mojito elaborado con agua de cactus. También ofrecía productos de alimentación artesanos.

El ya conocido Robert, con su pan húngaro, y los puestos de cerveza artesanal Tramuntana y Galatzó (dentro de poco Galilea), daban el toque artesanal europeo y la frescura a la Fira. No faltaban los tenderetes de los vendedores y asociaciones locales: Francisca Quetglas tenía montada una bonita parada con juguetes artesanos de madera y junto a ella la tienda artesanal Kactus.