El PP de Marratxí votó ayer en contra de las dos mociones presentadas por los partidos Més y PSOE que instaban al Ayuntamiento a reclamar al ex alcalde y actual president del Govern, José Ramón Bauzá, la devolución de 147.000 euros percibidos entre los años 2005 y 2009, cuando ejerció como alcalde de Marratxí con dedicación exclusiva sin nombrar a un sustituto para la farmacia que regentaba. El resto de partidos apoyó las propuestas.

Joan Francesc Canyelles, de Més, preguntó quién había declarado la compatibilidad del anterior alcalde con la farmacia y añadió que es de "justicia social" que Bauzá devuelva el dinero que habría cobrado de forma irregular.

Por su parte, Daniel Guirao, del PSOE, inició su intervención con el aumento de la retribución de Bauzá en su etapa de alcalde, que pasó de los 50.000 euros anuales a los 65.000 euros, un incremento del 33%. También hizo referencia a las afirmaciones del colegio de farmacéuticos en el sentido de que el titular de una farmacia debe estar presente del 80 al 90% del horario de apertura, "cosa incompatible con la dedicación exclusiva que recibía Bauzá". El PSOE añadió que el caso podría haberse solventado con una dedicación parcial.

Neus Serra, portavoz de Independientes de Marratxí, apoyó las mociones pero preguntó por qué se había esperado hasta ahora para reclamar el dinero.

El alcalde Tomeu Oliver (PP) dijo que la decisión que se tomó en su día era la que consideraban "mejor para Marratxí" y expresó su "convencimiento" de que el trabajo realizado por Bauzá al frente de la alcaldía "justificaba el importe cobrado con la dedicación exclusiva", ya que "dedicó muchas horas al Ayuntamiento".

Otra moción presentada por el PSOE invitaba a la corporación a reclamar al Govern el pago de la deuda que mantiene con Marratxí y que, según ellos, alcanza los 1,7 millones de euros.

El alcalde le pregunto por qué no se había presentado esta moción en la anterior legislatura, "cuando el Govern de Antich debía más de un millón". Oliver añadió que la deuda se había rebajado en un 50%. El PP votó en contra de la moción.