El PSM celebró ayer en ses Covetes el último auto del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB), que ordena la demolición de los 68 apartamentos ilegales antes del 15 de mayo de 2013.

Biel Barceló, acompañado por los concejales del partido en Campos, Guillem Vidal y Maria Magdalena Lladó, otros ex ediles y los consellers insulares que iniciaron el contencioso administrativo que llevó a la paralización de las obras, apuntó que estarán "vigilantes para que el PP no vuelva a urbanizar cerca de la playa des Trenc", en referencia al futuro hotel de cinco estrellas en proyecto en la zona de sa Ràpita.

Barceló también quiso agradecer al GOB, encabezado entonces por la figura de Miquel Àngel March, todo el esfuerzo que hicieron para ayudar a avalar conjuntamente el contencioso, "jugándose en muchos casos su patrimonio personal".

Cabe recordar que debe ser el ayuntamiento de Campos quien antes del 15 de enero tiene que tener listo el proyecto de demolición. Antes del 15 de mayo haber iniciado las obras y antes del 15 de mayor haberlas concluido.