La concejalía de Medio Ambiente del ayuntamiento de Manacor ha presentado alegaciones al borrador del Decreto preparado por la conselleria de Agricultura del Govern, y que plantea conceder hasta 850.000 euros en subvenciones para la reapertura del matadero de Palma, tras medio año cerrado. El consistorio solicita también al Govern que le ayude en el mantenimiento y mejora de sus instalaciones con 150.000 euros, después de haber asumido casi el 100% de la matanza bovina y más de un 60% de los ganados ovino y porcino durante todo este lapso.

"Ahora, después de un largo periodo de incertidumbre e indecisión, el Govern ha optado por reabrir el de Palma, inyectando una importante cantidad de dinero, mientras no ha sido capaz de ver las necesidades de los mataderos que están en funcionamiento", explica el regidor de Agricultura, Bernat Amer. "Manacor no está en contra de la reapertura del matadero de Palma, pero sí que está en total oposición con este decreto que pretende favorecer y subvencionar una empresa y un solo ayuntamiento, alegando deficiencias en el funcionamiento del resto de mataderos".

La propuesta del delegado, redactada con la supervisión de los técnicos municipales, alude a la parcialidad del Decreto: "Discrimina Manacor. Las administraciones públicas tienen que adoptar las medidas políticas, jurídicas y legislativas que garanticen los derechos del sector primario, productores, agricultores y ganaderos en el desarrollo y protección de todos los mataderos públicos de las islas y no solo el de Palma".

En el mencionado decreto se alude a razones de "interés público y social", al apoyo municipal de los mataderos de Manacor, Felanitx e Inca y a que "no presentan las infraestructuras necesarias", pese a haber asumido el trabajo dejado por CarnIlla.