El buen tiempo acompañó ayer por la mañana la fiesta de la parroquia de Santa Maria la Major de Inca, antesala del Dijous Bo que se celebra el próximo jueves. La calle Major congregó a muchos ciudadanos a partir de las diez de la mañana, antes de la celebración de la misa en la parroquia. Minutos antes de iniciarse la misa, oficiada por el prior de la Sang, Jaume Rovira, llegaron las autoridades locales acompañadas de los ´cossiers´ de Inca y una ´colla de xeremiers´.

Mientras, en la Plaça de la Quartera se estaban concentrado los ´Gegants´ de distintos pueblos de Mallorca para participar en la fiesta. Estuvieron presentes los gigantes de Campos (con dos asociaciones), Felanitx, Palma, Alcúdia, Llucmajor, Manacor, sa Pobla, Son Sardina, Sineu y los del Consell de Mallorca. A la espera de iniciar la marcha de los ´gegants´, los grupos ´xeremiers´ que acompañan a las ´colles´ de ´gegants´ amenizaron al público con tonades tradicionales.

A la hora prevista se inició el pasacalles de los ´gegants´ encabezados por la recreación de Mossèn Alcover, seguido por los personajes de sus populares ´Rondalles´. Todos ellos bailaban al son de las ´xeremies´, lo que hizo las delicias de los más pequeños. El acto fue seguido por numeroso público, que acompañó a la comitiva de gigantes hasta su llegada a la calle Major, a la espera de su entrada en la plaza del Ayuntamiento.

Una vez finalizado el oficio religioso en la iglesia de Santa Maria la Major, en la misma plaza que lleva el nombre de la parroquia, y con la presencia de las autoridades locales, se efectuó la suelta de 450 palomas mensajeras como homenaje a la festividad que se estaba celebrando. Se trata de un momento de gran emoción y vistosidad, organizado por el Club Colombòfil Inquense.

Baile de ´gegants´ y pregón

Los actos se trasladaron a la plaza del Ayuntamiento ´inquer´. En la entrada de la casa consistorial se colocaron los ´gegants´ de Inca, que recibían el saludo de los gigantes de otros municipios a medida que éstos iban entrando en la plaza. Al final, los ´gegants´ protagonizaron un espectactular baile colectivo.

La jornada de ayer, la última fiesta antes de la llegada del esperado Dijous Bo, concluyó con la lectura del pregón inaugural a cargo del actor y presentador ´inquer´ Joan Monse y un concierto del Orfeó l´Harpa d´Inca.