La ronda Migjorn de Llucmajor cambiará de forma drástica en los próximos años. El Ayuntamiento de Llucmajor ha planeado un conjunto de modificaciones en esta vía, que es un de los principales accesos al pueblo. Entre los cambios más significativos, está la pérdida de dos carriles para el tráfico rodado o la supresión de las bocas (las separaciones de la mediana por la que se permite girar hacia el sentido contrario) para mejorar la circulación de entrada y salida.

La ronda Migjorn circunvala Llucmajor por el sur y el sureste. Desde que se inaugurara en 2005 la autopista de Llevant desde s'Arenal hasta la vila, el pueblo perdió un gran volumen de tráfico. En concreto, la ronda Migjorn ha sido la vía que más ha visto reducida la densidad de coches.

Por eso el plan ideado por el ayuntamiento prevé reducir el número de carriles de los cuatro actuales a solo dos (uno por cada sentido). Los dos carriles que queden tendrán un metro más de anchura, mientras que los dos carriles que se suprimirán se destinarán a plazas de aparcamiento. De esa manera, pasará a estar prohibido aparcar encima de las aceras de la ronda, ya que en el asfalto se podrá estacionar en cordón.

El regidor de Movilidad, Guillem Veny (PP), justificó esa decisión por motivos de seguridad vial y para facilitar el paso de los coches de bebé o de las personas con movilidad reducida. "Las aceras son para los peatones, no para dejar los coches", agregó el edil.

Además de crear aparcamientos, la intención del equipo de gobierno llucmajorer es suprimir las bocas de la mediana. Estas bocas permiten girar a la izquierda cambiar de sentido en diferentes puntos del trazado, lo que provoca retenciones en el carril interior. En vez de eso, los vehículos tendrán que dirigirse hasta la rotonda más cercana para realizar esas maniobras.

Todos estos cambios todavía no tienen una asignación presupuestaria ni una fecha de ejecución prevista, ya que no dependen únicamente del consistorio. El Consell de Mallorca es el organismo que se encarga de esta arteria, por lo que ha de ser la institución insular la que se encargue de realizar las obras.

El equipo de gobierno tiene previsto reunirse hoy con el director insular de Carreteras y varios técnicos del Consell para tratar in situ todas estas problemáticas.

Entre otros de los cambios que se plantearán a los responsables de Carreteras, está la construcción de un carril bici que una Llucmajor con el polígono industrial de Son Noguera. Según ha constatado el consistorio, los ciclistas a día de hoy circulan por el arcén o invaden los carriles de la carretera, lo que en ocasiones supone un riesgo para el tráfico rodado.

Otra de las propuestas es crear un carril de deceleración y aceleración para entrar y salir de la urbanización Las Palmeras, ya que los vehículos ahora entran casi sin velocidad a la carretera del Cap Blanc. Por último, el consistorio también ha solicitará que se modifique la rotonda de entrada desde Campos, ya que algunos vehículos entran a la glorieta en dirección contraria.