El ayuntamiento de Binissalem ha aprobado una nueva ordenanza para regular los horarios de apertura y cierre de establecimientos públicos y actividades recreativas que, entre otras cuestiones, prohíbe la organización de fiestas denominadas ´after´, que suelen llevarse a cabo cuando los locales de ocio cierran, y adelanta la hora de cierre de la mayoría de establecimientos. La ordenanza está en vigor desde su publicación en el boletín oficial, trámite que se produjo el pasado martes.

El Consistorio ´binissalemer´, gobernado por el PP, justifica la ordenanza en la necesidad de compaginar la oferta de ocio con la tranquilidad de los vecinos y en el hecho de que "algunos empresarios" de este tipo de negocios "pretenden instalar locales en el municipio de Binissalem, que hasta la fecha no disponía de ninguna regulación en este sentido", debido al cierre de establecimientos que se ha registrado en municipios vecinos que sí aplican regulaciones de horarios.

Así, los restaurantes, bares, cafés y cafeterías deberán abrir a partir de las siete de la mañana y cerrar a la una de la madrugada en días laborables y a las 2,30 horas en fines de semana y vísperas de festivo; los cafés conciertos, bares musicales y pubs podrán abrir a partir de las 10,30 horas y cerrar, como máximo, a las 2,30 en laborables y a las 4 en fines de semana; los bingos, salas de juego, cines, teatros o cafés teatro podrán abrir de 12 del mediodía a una de la madrugada o a las 1,30 horas en los fines de semana. Por su parte, las discotecas, salas de fiesta y de baile podrán tener actividad entre las 22 y las 2,30 horas de domingo a jueves y hasta las 4 horas el resto de días. Por último, los salones recreativos deberán abrir después de las 10,30 horas y cerrar a la una de la madrugada o a las 1,30 horas en el caso de los fines de semana.

La ordenanza permite varias excepciones si los propietarios así lo solicitan al Ayuntamiento. En el caso de las discotecas, se permitirá la apertura a partir de las 18 horas si organizan galas juveniles, aunque deberán cerrar a las 21 horas como máximo.

Las terrazas deberán cerrar a las 23 horas en días laborables, a las 23,30 horas los jueves y a las 0 horas los fines de semana. Durante las fiestas populares los locales podrán retrasar dos horas el cierre.