En el pleno del ayuntamiento de Sant Joan que tuvo lugar anteanoche se aprobó el proyecto de reforma de la plaza de la Constitució. El equipo de gobierno en minoría (tres ediles del PP, liderados por el alcalde, Joan Magro, y uno de UM, Xisco Mestre) contó con el respaldo de los grupos de la oposición Assemblea y PSOE. La ex alcaldesa regionalista, Maria Teresa Munar, votó en contra.

El proyecto de la plaza Constitució, que cuenta con una elevada subvención económica de la conselleria de Comercio del Govern, contempla que se marque una pista deportiva en el centro. La petanca pasará a la parte opuesta. Los laterales se adoquinarán. A su vez, habrá cambio de iluminación, surtidores de agua decorativos, soterramiento de cables, puntos de conexión eléctrica y otros servicios, bancos y unas seis plazas de estacionamiento de vehículos. Los árboles que se retiren de la explanada –algunos serán sustituidos por otros de su tamaño– se plantarán en el nuevo Punt Verd. También se prevé facilitar el estacionamiento de vehículos de los mercaderes.

El equipo de gobierno recuerda que esta iniciativa ha recogido propuestas de técnicos, obreros y gente de la tercera edad, y que también se convocó una reunión para hacer partícipe a la ciudadanía.

La ex alcaldesa Munar argumentó su voto en contra criticando la retirada de árboles. Asimismo, consideró que "hay acciones más prioritarias en materia comercial", poniendo como ejemplo "los problemas de circulación de la calle Petra, donde hay comercios y la cooperativa. Durante el día el tránsito es horroroso".

Paralelamente, a nivel de promoción comercial, el pleno también aprobó el proyecto subvencionado de señalización urbana para el fomento del comercio de Sant Joan. El concejal Mestre detalló a este diario que se colocarán paneles informativos sobre los comercios y las empresas del municipio, entre otros datos de interés.

Por otra parte, el punto del orden del día referente a la modificación de la ordenanza fiscal reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) se retiró y será debatido en un próximo pleno.

El apunte

Aprobado el presupuesto de 2010

Cuando falta apenas mes y medio para finalizar 2010, PP-UM ha aprobado el presupuesto del presente ejercicio, que asciende a 1,7 millones de euros. En el pleno de anteayer, Assemblea y PSOE se abstuvieron, mientras que la ex alcaldesa votó en contra. "He perdido la confianza hacia el equipo de gobierno; los errores por su mala gestión son cada vez más constantes", sentenció Munar, cuestionando seriamente la relación de Magro con Assemblea y PSOE.