El área de Ferias del ayuntamiento de Inca estima que este año la exposición del Dijous Bo tendrá dos kilómetros lineales más que en 2009. Fuentes cercanas señalan que aún no ha finalizado el cálculo, pero se estima que se instalarán entre 150 y 200 puestos de venta más.

Felip Jerez, concejal de ferias explica que "el año pasado la plaza des Bestiar estaba en obras. Ahora recuperaremos este enclave y todos sus aledaños", dice.

El mercado payés es el gran protagonista de esta edición y el que más crece. El año pasado fue motivo de alabanzas y Jerez ha decidido impulsarlo más. Se ha pasado de 89 a 150 vendedores. El motivo es que se va a conectar la plaza de España con la des Bestiar. Eso supone la incorporación de esta segunda plaza además de la avenida Bartomeu Coch y la calle Sirena. En la plaza des Bestiar se volverá a celebrar la muestra ganadera. Éste año se recuperará, de forma testimonial, la antigua exposición de vacas frisonas. Aún no se ha determinado el número, pero fuentes próximas señalan que no serán muchas.

Subasta de cerdos

La subasta de cerdo negro es otro de los actos tradicionales del Dijous Bo que volverá a celebrarse el miércoles anterior. Este evento se había trasladado al día de Santa Maria la Major a petición de los ganaderos. No obstante, el consistorio considera que se trata de uno de los actos importantes y debe estar integrado en la feria.

Precisamente se quiere potenciar la jornada previa al Dijous Bo, el denominado coloquialmente como dimecres bo. De esta manera el Ayuntamiento planea solicitar a los escolares su colaboración para que durante ese día la máxima cantidad posible de vecinos se vistan a l´ample. Las autoridades inaugurarán la feria y efectuarán la visita vestidos con el traje tradicional.

Para la noche del dimecres bo se incrementará el dispositivo de seguridad. No se permitirá la instalación de carpas, únicamente toldos que puedan desmontarse facilmente. La razón de esta medida estriba en que de madrugada se ha de desmotar todo rápidamente pues se deben instalar los puestos de venta a las seis de la mañana. Sólo podrán colocar barras exteriores los establecimientos de hostelería y deberán respetar escrupulosamente el horario de cierre.

La víspera de Santa Maria la Major, copatrona de la ciudad, también se refuerza este año. Esta festividad se celebrará el próximo fin de semana. Además de los tradicionales foguerons del sábado por la noche también tendrá lugar un correfoc a cargo de la colla de dimonis de Sineu. Este correfoc discurrirá por las plazas de Antoni Fluxà, Llibertat y sa Quartera. Los integrantes se detendrán ante cada local de copas.

Presidente del Sallista

El pregón del Dijous Bo tendrá lugar este domingo. Inicialmente se había invitado a Pere Rotger, ex alcalde, como pregonero. Sin embargo, ha declinado la oferta ante las críticas que ha suscitado entre la oposición local. En su lugar pronunciará el pregón Antoni Cabrer, presidente del Juventud Sallista. Precisamente uno de los equipos juveniles de este club ascendió a la división de honor la pasada temporada tras años de ausencia de la categoría.