El pleno del ayuntamiento de Algaida celebrado anteanoche, acordó interponer un recurso contencioso administrativo contra la decisión de la Mancomunitat del Pla referente a que cada municipio gestione su tasa de basura.

Según el alcalde Francesc Miralles (PSOE), "no se pueden tomar decisiones sin tener en cuenta los procedimientos y trámites legales y, sobre todo, se tienen que adoptar los acuerdos que generen consenso entre los alcaldes del Pla".

Cabe recordar que el pleno de la Mancomunitat del pasado 2 de septiembre acordó, con el voto en contra del alcalde algaidí y las abstenciones de los alcaldes de Santa Eugènia, Sencelles y Sant Joan, que cada uno de los ayuntamientos debe gestionar su ordenanza de recogida y tratamiento de residuos sólidos urbanos. Atendiendo a un informe jurídico del consistorio de Algaida, el acuerdo es nulo de pleno derecho por distintos aspectos.

Miralles sostiene: "Si tenemos que hacer una parte de la gestión, queremos decidir cómo queremos que sea el servicio para nuestros ciudadanos". Asimismo, el primer edil cuestiona que en febrero de 2009 se adjudicase el contrato del servicio de recogida de basura "a la oferta más cara de las presentadas, con el voto en contra de Algaida".

"Si no dependiéramos del servicio de la Mancomunitat, podríamos decidir cómo prestarlo y obtener un coste más reducido de la recogida, y por lo tanto pagar una tasa más económica", concluye Miralles.