Unos presupuestos "malos", "incapaces" y "decepcionantes", que "no dan respuesta a los problemas de la gente". Éste es el análisis que realizaron ayer representantes de la oposición en el ayuntamiento de Calvià respecto a las cuentas municipales preparadas por el equipo de gobierno para el año que viene, que se aprobarán hoy en sesión plenaria. El portavoz municipal socialista, Antoni Manchado, criticó que se incrementen "mucho" los impuestos, "que representarán en 2008 el 71 por ciento del total de ingresos, cuando en 2003 representaban el 63 por ciento".

Según argumentó, el aumento de la presión fiscal no revertirá en beneficio de los ciudadanos, "porque el 73 por ciento del presupuesto se dedica al capítulo de personal y a gastos corrientes, es decir, a mantener como quien dice el Ayuntamiento abierto".

Además, consideró baja la cantidad destinada a inversiones municipales, que, según expuso, sólo representa el 7,8 por ciento de las cuentas municipales de 2008. "Se nota que es año postelectoral y que ahora no hay que inaugurar tanto", apuntó Manchado, quien agregó que "muchas de las principales inversiones previstas, como la unidad básica de salud de Galatzó o el PAC de Palmanova, cuentan con financiación de administraciones externas".

Inflar cuentas

Por otra parte, el único regidor de UM en el Consistorio, Isidre Cañellas, aseguró que en el presupuesto "se ha inflado el capítulo de ingresos, con cuatro millones de euros más, para dar cobertura al aumento de los gastos". "Es verdad que se ha aumentado el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, la plusvalía y el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, pero los ingresos previstos por estos conceptos se han sobredimensionado teniendo en cuenta la actual ralentización de la economía", declaró.

Cañellas lamentó también que en las cuentas municipales no se aumenten las partidas "dedicadas a la gente, como en el caso de las ayudas a la vivienda, que apenas aumentan". El ayuntamiento de Calvià aprobará hoy unos presupuestos consolidados que ascenderán a 108,4 millones de euros.