El referéndum propuesto por el PP para consultar al pueblo sobre la construcción de un vial exterior para aliviar el tráfico en Campanet no se llevará a cabo ante la desestimación del equipo de gobierno formado por PSM y PSOE, que lo consideró innecesario. El alcalde Francesc Morell (PSM) alegó que los votantes ya habían elegido esta opción en las pasadas elecciones municipales, mientras que Joan Amengual (PSOE.) matizó que en las alegaciones presentadas a las NNSS sólo tres hacían referencia al trazado que el PP propone.

José Juan Beltrán (PP) dijo que en las elecciones no se votó ninguna opción a pesar de que todos los partidos incluían una alternativa para descongestionar el tráfico.

Además, el pleno acordó realizar la nueva canalización de agua potable en la zona del Camí Vell d´Inca y de Can Tut con un coste de 120.000 euros. Estas obras pretenden reducir las fugas de agua que puedan producirse.